“Vuélvelo a subir porque se les pasó la mano y se les murió”, relata víctima de tortura cometida por policías de CDMX

“Vuélvelo a subir porque se les pasó la mano y se les murió”, relata víctima de tortura cometida por policías de CDMX
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(25 de febrero, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Rafael Martínez Cortés, fui detenido de manera arbitraria, torturado y acusado falsamente del delito de secuestro por las autoridades de la Ciudad de México, el 6 de junio de 2014.
Cuando lo detuvieron, se encontraba cerca del Metro Observatorio, esperando a una persona que estaba interesada en comprar un taxi de su propiedad. Llevaba 25 minutos en el lugar, cuando una camioneta blanca llegó.
De ella bajó un hombre con una pistola. Este se dirigió hasta su auto y por la ventanilla —que tenía el vidrio abajo— lo golpeó en el hombro izquierdo. Lo obligó a salir del coche y lo tiró al suelo, versa una de las declaraciones del afectado.
Además, añade que “minutos después, llegaron otras ocho personas sin identificarse. Empezaron a golpearme sin decir nada. La gente a mi alrededor gritaba que me dejaran porque me estaban matando, pero no se detuvieron. Al cabo de un rato, me esposaron y me subieron a un auto negro sin ningún rótulo; encapuchado con mi propia camisa”.
Describe que una persona iba encima de su espalda. Luego de haberlo tirado en el piso de la parte trasera del auto. Le preguntaron quién era “El Chícharo”, “pero yo no lo conocía. No sabía de quién me estaban hablando.
Me siguieron golpeando todo el camino hasta que el auto se detuvo. Entonces me levantaron del piso. Pude ver, entre golpes, que dos cajas de trailer, se estacionaron en medio. Me bajaron. Escuchaba gritos de otra persona y decían que yo seguía”.
Martínez Cortés, continúa su relato diciendo que “sentía la sangre escurrir en mi cara y todo el cuerpo lastimado, pero me decían que no la hiciera ‘de a pedo’. Oí que alguien corrió hasta ellos y con voz asustada les dijo:
—Vuélvelo a subir porque a esos pendejos ya se les pasó la mano y se les murió el güey ese.
Los policías que me arrestaron dijeron que yo era cómplice de una banda de secuestradores y me torturaron para que me declarara culpable”. En tanto, el 8 de junio de 2014 Rafael Martínez Cortés, fue acusado del delito secuestro y sentenciado a 55 años de prisión “por una falta que yo no cometí”, asevera.
Actualmente se encuentra preso en el Reclusorio Norte. “Mis familiares, La Red de Alerta Temprana, la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos A.C. (Limeddh) y la organización Actuar Familiares contra la Tortura cuentan con pruebas suficientes y confiables para demostrar que fui torturado y víctima de una injusticia”, denuncia.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv