Acusado de prostituir y asesinar a 11 de 28 mujeres en Ciudad Juárez, obtiene amparo y libertad

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(12 de diciembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Este domingo, un tribunal colegiado otorgó el amparo y ordenó poner en libertad a Camilo del Real Buendía, quien es señalado como una de las personas acusadas de “prostituir y asesinar a 11 de 28 mujeres cuyos restos se localizaron en el Arroyo El Navajo en el valle de Ciudad Juárez”.
Fue este domingo a la una de la tarde, con treinta minutos, cuando del Real Buendía fue puesto en libertad, sin embargo, agentes de la policía ministerial investigadora de la Fiscalía general del estado zona norte, de inmediato ejecutaron una nueva orden de aprehensión en su contra al salir del Cereso estatal 3 de Ciudad Juárez.
De acuerdo a la defensa del imputado, el abogado Gustavo Martínez Montoya, dijo que este sábado un tribunal colegiado ordenó al juzgado cuarto de distrito otorgar la protección de la justicia federal a Camilo del Real, luego que esta autoridad había negado el amparo.
Cabe señalar que el amparo que ganó es contra el auto de la vinculación a proceso dictada el 14 de junio de 2013 por ser “uno de los presuntos responsables de levantar, prostituir y asesinar a 11 mujeres desaparecidas en la zona centro de Ciudad Juárez y cuyos restos óseos se localizaron en el arroyo El Navajo”.
Fue el mismo juzgado de distrito quien le ordenó al juez de control, Apolinar Juárez Castro, llevar a cabo una audiencia donde dictara un auto de no vinculación a proceso que se hizo antes de que obtuviera la libertad momentánea y fuera reaprehendido.
Además, los otros coacusados de Camilo del Real en este caso son Esperanza Castillo Saldaña, Eduardo Sánchez Hermosillo y Rafael Mena, quienes tampoco han sido sentenciados.
En tanto, existen otros procesados por estos hechos y ya sentenciados a 697 años y seis meses de cárcel en conjunto, quienes son: Jesús Hernández Martínez, Félix Romero Esparza, Edgar Jesús Regalado Villa, José Antonio Contreras Terrazas, Manuel Vital Anguiano, y José Gerardo Puentes Alva, este último fue absuelto.
Las víctimas que derivaron de dicho homicidio y trata son: Idalí Juache Laguna, Deysi Ramírez Muñoz, Andrea Guerrero Venzor, Mónica Liliana Delgado Castillo, Jessica Terrazas Ortega, Yazmín Salazar Ponce, Jessica Leticia Peña García, María Guadalupe Pérez Montes, Lizbeth Avilés García, Perla Ivonne Aguirre González y Beatriz Alejandra Hernández Trejo.
Se conoce que Camilo del Real, era propietario de una agencia de publicidad y una agencia de modelos, ahora está siendo acusado de manera directa de estar implicado en la desaparición de Idali Juache Laguna, una de las víctimas del arroyo El Navajo, a quien presuntamente entregó a una banda de tratantes de mujeres “que la obligaron a ejercer la prostitución y posteriormente la mataron al igual que 28 mujeres que han sido identificadas hasta hoy”, se ha informado.
De acuerdo a la información, Idali fue vista por su mamá por última vez la mañana del 23 de febrero de 2009, “cuando la fue a encaminar a tomar el camión 2L en la colonia Josefa Ortiz de Domínguez hacia el centro de la ciudad, donde tomaría otro camión hacía el entonces Cereso municipal”.
Idali tenía 19 años, y trabajaba como edecán de forma ocasional y era aficionada del futbol, y días antes de desaparecer había acudido a la agencia de Del Real Buendía, donde había dejado olvidado un anillo, por lo que le dijo a su mamá “que iría por él”.
Sin embargo, desde ese día Idali no regresó a su casa y parte de sus restos óseos fueron encontrados en la sierra del Valle de Juárez en abril de 2012, pero fue hasta diciembre de 2013 cuando su madre los aceptó, “tras la confirmación del equipo argentino de antropólogas forenses”.
Otras de las víctimas son Jesica Terrazas Ortega, quien salió a buscar  trabajo al centro de la ciudad el 20 de diciembre del 2010 y no regresó a su  casa. Dejó en orfandad un bebé de 3 meses. Su madre murió desde que Jesica tenía  8 años.
Deysi Ramírez Muñoz fue despedida de la empresa maquiladora donde laboraba al inicio del turno el 26 de julio del 2010.  Esta última ubicada  en  San  Lorenzo; cuando salió a las 8 de la mañana, de la maquila, les pidió a los guardias para la ruta, ya que no contaba con dinero para regresar.
Tenía que tomar dos, una amarilla que la llevara al centro y otra hacia su casa, ya no llegó, Deysi vivía en la colonia independencia. La madre acusa directamente a Cesar Félix como la persona que la sustrajo. En el caso declararon 6 testigos, familiares, amigos y empleados de la empresa maquiladora.
En cuanto a Jazmín Salazar Ponce, tenía  17  años  al  momento  de  desaparecer, estudiaba  la  preparatoria. El 27 de diciembre se dirigió a buscar  trabajo  a  la  zona  centro  a  una  zapatería  llamada “Botas  y  Cintos Lupita Rayo” ya no regreso a su casa. La defensa pretendió difamarla porque tenía una pareja  de  su  mismo  sexo.  Sus  padres  la  buscaron  en  la  zona  centro  con  los vendedores de droga y fueron amenazados.
Por su parte, Lizbeth Avilés García,  vivía  en Durango  con  sus  papas,  llegó  a  ciudad  Juárez  a  trabajar  para comprarle un vestido de quince años a su hermana menor. Se quedaba con una hermana mayor en dicha región, pero como quedaba muy lejos del centro donde pensaba conseguir trabajo, se mudó con una tía.
El 20 de abril su hermana le llamo la atención diciéndole que había venido a buscar trabajo, que si no iba a trabajar que se regresara. El 21 de abril  del 2009 fue a la zona centro a buscar trabajo y ya no regresó a casa.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv