Amenazas, persecución y desapariciones, algunas de las acciones contra Pueblo Creyente, en Chiapas

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(15 de noviembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- “Después de haber sido solidarios en la justa lucha del magisterio iniciada el 15 de mayo del 2016 y culminada después de las fiestas patrias en septiembre. Los integrantes del pueblo Creyente de Simojovel y nuestro sacerdote Marcelo Pérez Pérez son atacados y perseguidos nuevamente, los enemigos de la paz acuden con métodos perversos y salvajes”, denunciaron integrantes de la organización defensora de derechos humanos en Simojovel, Chiapas.  
De acuerdo a la información aportada a Revolución TRESPUNTOCERO el 15 de octubre de 2016, a las seis de la tarde, después de haberse llevado acabo una celebración comunitaria, a una de las integrantes de la organización le llamaron por teléfono, por segunda ocasión, para decirle: 
“Te pedimos que acuses al padre Marcelo de un acoso sexual en contra tuya, tienes que desprestigiarlo, si no lo haces vamos contra tus hijos, tú decides o destruyes al Padre Marcelo o destruimos a tus hijos”. 
Después de ese hecho, el 20 de Octubre se le informó a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), para que investigara la situación y les dieran algún tipo de protección, sin embargo se asegura que “hasta este momento no tenemos respuesta alguna”.
En tanto, el 22 de Octubre a las cinco de la tarde, un poblador informó “que tuvo una plática con Cleopatra Flores del Carpio (dirigente de los cantineros en Simojovel) y en esa plática, Cleopatra dijo: 
Queremos saber quiénes son los dirigentes del Pueblo Creyente, para que uno por uno vayamos deteniéndolos para después quemarlos vivos, para que se desintegre totalmente el Pueblo Creyente, esto es la orden de Ramiro Gómez y Juan Gómez” -estos últimos políticos priistas-.
Cabe señalar que el 14 de junio del 2016, aproximadamente a las diez de la noche una integrante del pueblo Creyente, después de terminar su servicio en la parroquia, se subió en un taxi acompañada de sus hijos, sin embargo el taxista condujo a otro lugar más lejano a su casa “y se pudo percatar que venía la patrulla municipal siguiéndolos, al darse cuenta la señora que fueron llevados a otro lugar con sus hijos reaccionaron, exigiéndole al taxista que los llevara a la dirección correcta. 
En varias ocasiones integrantes del pueblo Creyente y nuestro párroco son perseguidos por vehículos cuando va las comunidades, cuando viajan a Tuxtla o a San Cristóbal de las Casas, Chiapas. También en las calles cuando van caminando en el pueblo de Simojovel”, denuncian los activistas. 
El 24 de octubre el Párroco Marcelo Pérez Pérez encontró un documento en su oficina de la Curia Diocesana, tal documento firmado por Ramiro Gómez Domínguez y Juan Gómez Domínguez, expresa que ha existido negación de diálogo para con ellos, por tal motivo acudirán a instancias gubernamentales y aseveran:
“Nosotros nos presentaremos en adelante, ante la Procuraduría para ver en esa instancia de justicia qué procede y pedir que todo se resuelva  en el marco de la legalidad y justicia, apegado a derecho”. 
“Los dos hermanos Gómez insisten en dialogar por órdenes del Gobierno del Estado de Chiapas, con el Padre Marcelo, para limpiar su imagen negando lo que hemos denunciado que han hecho, ahora van a acudir a la Procuraduría de Justicia, sabiendo muy bien que ahí encuentran protección por todo lo que han hecho”. 
El ejemplo claro, es que después que el Estado le encontró drogas y armas de uso exclusivo del Ejército y de la Fuerza Aérea a Juan Gómez Domínguez el 13 de junio del 2015, el 19 de enero del 2016 el Estado decidió resolver con desistimiento de la acción penal” a favor de Juan Gómez Domínguez, nos preguntamos ¿esto es procuraduría de justicia?.
El Pueblo Creyente afirma que “este paso que van a dar los Gómez es para buscar la manera de fabricarle algún delito a algún integrante del pueblo Creyente y a nuestro Párroco, porque han buscado de muchas maneras de callar y desintegrar al pueblo y al padre Marcelo Pérez Pérez; saben que no será fácil realizar sus intenciones por eso acuden a obligar a una mujer a acusar al párroco y que si no lo hace van en contra de los niños”.
Además, han denunciado que, el 2 de noviembre pasado, alrededor de las 12:30 de la tarde, “estando en plena celebración de la eucaristía en el panteón municipal de Simojovel de Allende, Chiapas; integrantes del pueblo Creyente que se encontraban en el lugar se dieron cuenta que tres personas fotografiaban y grababan al sacerdote y a sus acompañantes. 
No conforme con eso, terminando la celebración fueron siguiendo al sacerdote y a sus acompañantes a los lugares donde hizo una oración. Basado en este hecho y sintiéndose  acosados un integrante del pueblo Creyente se acercó y preguntó a uno de ellos diciéndoles ¿porque nos siguen y nos toman fotografías? Respondiendo nervioso esta persona: “les brindamos protección de parte de la procuraduría y las fotografías son para comprobar nuestro trabajo”. 
Aunque los miembros aseguran que desconocen si realmente estas personas son del gobierno o de la delincuencia organizada, “ante la situación de riesgo en que vivimos desconfiamos de las acciones sospechosas y si estas personas fueran de la Procuraduría, como hemos dicho ellos son los responsables de la impunidad, violencia y la liberación de los hermanos Gómez Domínguez”.
A estos hechos se suma el del 9 de noviembre pasado, cuando por la mañana de ese día, fue secuestrado Gilberto Martínez Lara, de 52 años de edad, y antes del medio día fue encontrado muerto. 
“Un signo claro que quienes generan violencia en Simojovel se sienten fortalecidos al ver la impunidad que existe en nuestro estado, cabe señalar que al salir de la cárcel Juan Gómez, el 19 de enero, aumentaron los disparos en los barrios y el 4 y 5 de noviembre 2016 Juan Gómez Domínguez estuvo en Simojovel con los militantes del PRI y 5 días después de la visita de Juan Gómez sucede este secuestro y asesinato de Gilberto Martínez Lara” dio a conocer la organización.
En una acción más, “de indignación”, asegura la organización, se menciona “la corrupción e impunidad en la muerte del integrante del Pueblo Creyente José Amílcar Cruz Molina, el 25 de abril del 2016, en la carretera autopista Tuxtla-San Cristóbal”.
Después de la tragedia, “el conductor ofreció al familiar del fallecido apoyo económico. Con la intervención de las autoridades de Chiapa de Corzo: Ministerio Publico, Peritos, abogado del conductor dan el veredicto final: que es el fallecido quien debe pagar los daños materiales del vehículo por la cantidad de 15 mil 500 pesos, (averiguación: C.I. 0306_027_0401_2016). Así que finalmente quien atropelló no indemnizó ni un peso”, dieron a conocer.
“Este tipo de reacciones se dan cuando se trata de una familia que pertenece a la organización Pueblo Creyente, somos una gran comunidad luchando en contra del alcoholismo, crimen organizado, prostitución y opresión política, todo esto liderado por gente del PRI y el PVEM.
La manera de hacernos callar es por medio de la violencia o negándonos la justicia, cuando se conoce que quien la pide ha combatido al mal gobierno, y cuestionado al Estado represor y a un gobernador racista y vendido, nos tapan el paso, primero por ser indígenas y luego por evidenciar la inseguridad, violencia, corrupción e impunidad de partidos en el poder que lo usan solo para saquear”, denuncia Jorge “N”, habitante de Simojovel en una declaración paraRevolución TRESPUNTOCERO.
Agrega que el caso de Amílcar es un ejemplo de “deshumanización, porque era un hombre pobre, quien tenía que hacerse cargo de tres de sus hermanos, estando dos de ellos enfermos, sin embargo es la manera en que el gobierno castiga a los que luchan contra él. La conclusión es simple, quien decide denunciar es perseguido por el Estado y la represión es incansable, más aún en un estado olvidado como lo es Chiapas, estamos en el rincón, pocos voltean y esporádicamente”.
Por lo que se reitera que a la organización preocupa la integridad física de las mujeres integrantes activas del Pueblo Creyente, quienes son amenazadas, así como la vida de los niños, sin embargo, “en medio de esta situación tensa y dolorosa reafirmamos nuestra lucha pacífica: No nos callaremos, seguiremos levantando nuestra voz, porque las injusticias, la violencia, la corrupción, la impunidad, las cantinas, el narcotráfico, los disparos de armas de fuego en los barrios no se han terminado.
Seguiremos denunciando que hay cantinas, pero no tenemos agua potable en la comunidad, el nuevo hospital casi terminado está vacío y el que está en función no cuenta con medicamentos, ni material de curación, incrementando así la mortalidad”.
Jorge afirma de manera contundente que, “si a algún defensor comunitario de los derechos humanos, le llega a pasar algo, siendo parte de nuestra organización, principalmente a las mujeres, niños y el párroco Marcelo Pérez Pérez, en quienes se pensará en un primer momento como responsables serán: los priistas Ramiro Gómez Domínguez, Juan Gómez Domínguez y Cleopatra Flores del Carpio, en complicidad con el Estado y el gobernador Velasco Coello”, finaliza.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv