Joven economista masacrado de 3 balazos, se unió a la Policía por falta de recursos; “los mandan sin cascos ni chalecos antibalas”

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(04 de octubre, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- A Arbey Berlaín Rosales Reyes le dispararon en tres ocasiones. Una en la parte de la vejiga, una más en el pecho y el tercer balazo fue en el cuello. Murió en el instante.
El muchacho tenía 26 años y recientemente había egresado de la carrera de Economía en la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH). Trabajaba en su tesis, mientras ayudaba con los gastos de sus tres hermanos más chicos, de 22, 20 y 17 años de edad. 
Él era el principal soporte de una familia, donde la madre había tenido que emigrar hacia Estados Unidos para obtener lo que cualquier ser humano quiere y a lo que pocos tienen acceso: a una vida digna, para ella y sus cuatro hijos. Arbey también tenía un pequeño hijo de poco más de tres años, quien hoy es uno de los huérfanos producto de la violencia gubernamental, en Chiapas. 
El joven economista se vio en la necesidad de unirse a las filas de la policía municipal en San Cristóbal de las Casas, municipio de la entidad sureña. Sin embargo, ya estaba decidido a abandonar el trabajo al finalizar este 2017. Dentro de sus argumentos se encontraba la poca seguridad que tenía como policía y los constantes daños físicos que “en un descuido podrían derivar en un problema mayor”, se pensaba. 
Estefania Rosales Reyes, hermana de Arbey, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO, “desde mucho antes el corría peligro ahí”, esto con referencia a que este mismo año durante un operativo, el joven quien no llevaba protección, más que un chaleco que no es antibalas, fue golpeado severamente en el abdomen y otras partes del cuerpo. “No le dieron permiso de descansar por la violencia en su contra. Al contrario tuvo que seguir trabajando. No le daban protección por eso se iba a salir ya”.
El joven iba a comprar un carro para poder visitar a su madre en Estado Unidos, de acuerdo a sus planes. Esto mientras seguía ayudando a sus hermanos para que no abandonaran los estudios. De acuerdo a lo comentado por Estefanía, el viernes pasado, el joven acudió a un operativo encabezado por policías estatales. 
“Los mandaron a desalojar a un grupo de personas que habían estado exigiendo la mitad de las ganancias que se obtienen del centro ecoturístico de Rancho Nuevo, el pueblo es ‘El Aguaje’ y la comunidad había iniciando un plantón en la carretera federal que lleva a Comitán.
Sin embargo, ya habían entablado un diálogo con el presidente municipal. Pero de la nada mandaron a que la policía los desalojara, dos días después. Es una carretera federal, no entiendo porque le correspondía ir también a la municipal. Lo que sí debe quedar claro es que no fue un enfrentamiento. A ellos los emboscaron”, comenta Estefanía. 
De acuerdo a la información obtenida, el grupo policiaco salió la mañana del viernes a un desalojo, sin embargo no llevaban ningún tipo de protección. “No llevaban armas, ni cascos, ni rodilleras, era solamente un chaleco para protegerlos de pedradas pero no era antibalas, un regidor dijo a Televisa que sí llevaban protectores pero es mentira, se puede comprobar que no. No estaban armados porque Derechos Humanos se los prohibió”, comenta la joven.  
Poco antes de llegar a la carretera un grupo de civiles los emboscó. En el enfrentamiento fallecieron dos policías por disparos con arma de fuego, uno de ellos fue Arbey. Varios más resultaron heridos. Y a decir por Estefanía, sin que se haya corroborado aún por alguna autoridad, un policía más falleció en el hospital a causa de los disparos.
Horas más tarde, la madre de uno de los compañeros del joven llegó a casa de Estefanía y les dijo que su hermano estaba herido. Los hermanos se trasladaron a la carretera pero no los dejaron pasar y los enviaron a Procuraduría. “Ahí nos dijeron que sí era él y que no estaba herido, que ya estaba muerto. A él lo vimos ya en el Semefo. Mi otro hermano entró a reconocerlo”. 
La madre de los jóvenes se enteró ese mismo día. Sin embargo, no pudo enterrar a su hijo, puesto que se encuentra enferma, comenta Estefanía, y difícilmente podría trasladarse desde el país del norte. 
Sin embargo, “toda la familia estamos exigiendo justicia”. Ya que asegura la situación se complica, ante la nula atención del caso por parte del presidente municipal Marco Cancino. “No se dignó hablar con nosotros los hermanos, lo único que se nos ha dicho es que nos podrían dar becas, pero lo que nosotros queremos es justicia. Que se investigue quién disparó, quién los mandó a los municipales, por qué los mandaron sin protección y que todos los que deban ir a la cárcel por el homicidio de mi hermano vayan y haya justicia”.
Estefanía también menciona que derivado de la exigencia de justicia, los tres muchachos temen por sus vidas. “A nosotros ya nos dijeron que en lugar de estar investigando a los presuntos culpables, no están investigando a nosotros. Quiénes somos, dónde vivimos, números de teléfono y otras cosas. Y quien lo está haciendo es un funcionario de un cargo importante dentro de la presidencia municipal. Eso no es justo y claro que nos preocupa que nos pueda pasar algo por pedir justicia”.
La joven, quien estudia comunicaciones, reitera que existe una seria desatención por parte del presidente municipal. “Nunca ha hablado con nosotros y solamente se presentó para tomarse la foto el día del homenaje de mi hermano. Estaba justo parado a lado mío y no fue para darme el pésame, aunque sea por no dejar. Nunca me dijo nada, menos se comprometió a hacer justicia”.
Estefanía también denuncia que, “el caso salió en un noticiario de Televisa. Pero solamente pusieron lo que quisieron, pasaron la declaración donde dice un funcionario que sí iban protegidos, y recortaron la parte donde pido justicia y comentó la realidad de las cosas. Queremos desmentir la versión que llevaban trajes antidisturbios. No es verdad. Pedimos también al gobernador Velasco Coello que tome cartas en el asunto y dé justicia”.
Hasta el momento ninguna autoridad se ha acercado a los hermanos. Aunque se le atendió a Estefanía este martes para el trámite del acta de defunción. No se habló del caso y del seguimiento que se le podría dar.
Los homicidios, fueron el detonante para que ahora a nivel estatal se esté organizando una manifestación, para el próximo jueves, en donde serán los policías municipales y estatales quienes exijan justicia por las muertes, pero también mayor protección. De acuerdo a lo informado por Estefanía, “no están de acuerdo que se hablen mentiras. Por ejemplo, el presidente municipal Marco Cancino aseguró que él no estaba enterado que la policía iba a ir a desalojar a la gente de la carretera. 
También están molestos porque insisten en que iban protegidos cuando no es verdad, porque no se tiene equipo, todos son viejos y si quieren otros cada uno de ellos tiene que comprarlo”, puntualiza. 
Por su parte, el regidor por Morena, Carlos Herrera ha señalado que, “se debe tomar en cuenta la exigencia de los familiares de Arbey Berlaín Rosales Reyes, quienes reclaman que todos los autores materiales y quienes tengan responsabilidad por omisión, sean investigados, detenidos y encarcelados, para que no haya impunidad”.
E indica que durante la más reciente sesión de Cabildo, llevada a cabo este martes, propuso que se hiciera una exhortación o llamamiento a la Procuraduría de Justicia del Estado de Chiapas para que lleve a cabo una investigación seria, profesional y expedita de los hechos, pero la solicitud que no fue tomada en cuenta por el Cabildo.
Agregó, “comparto el hartazgo y la exigencia de los familiares de Arbey Rosales Reyes -quien por muchos testimonios conozco ahora que era un ciudadano ejemplar-, que se haga justicia, que no por pagos de facturas políticas y mucho menos, por posibles votos para el 2018 -que sería lo más ruin que haría cualquier partido político-, este hecho quedara en la total impunidad”.
También se ha exigido que Velasco Coello se haga responsable por los hechos, ya que el operativo ejecutado estuvo a cargo de la policía estatal apoyada por la municipal y ordenado por la Secretaria de Gobierno. 
Herrera envió un mensaje a Manuel Velasco Coello, asegurando que, “el pueblo está harto de su forma incapaz de gobernar, y lo que es peor, de la violencia, corrupción y la impunidad de su gobierno”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv