REDIM pide al Estado prevenir riesgos de desastres, en los que se involucran las escuelas y las comunidades

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Ante fenómenos naturales que se presentan actualmente en México y el mundo, #REDIM, Red por los Derechos de la Infancia en México, llamó al Estado Mexicano a atender prioritariamente la garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes quienes constituyen el grupo que sufre el mayor impacto negativo para sus proyectos de vida.

El Estado Mexicano tiene establecidos una serie de planes de prevención de riesgos de desastres en los que se involucran las escuelas y las comunidades para tener toda la información que les ayude a saber cómo actuar, que han demostrado eficacia a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, en ocasiones los avances se miden desde el ámbito urbano y no en las comunidades más pobres, sobre todo las más alejadas y en riesgo por su ubicación geográfica.

“Es importante asumir que los fenómenos naturales que se convierten en desastres no prevenidos, pueden convertirse en catástrofes para la infancia entre las que destacan”: efectos psicológicos, derivados del trauma generado por las pérdidas que ocasionan los desastres que interrumpen su tranquilidad. Sin una intervención profesional se pueden generar secuelas que alteran su desarrollo emocional, sus capacidades cognitivas y su inclusión en la sociedad.

Separación de los niños y niñas de sus familias, debido a la muerte de sus padres o el desplazamiento de sus comunidades. Pérdida de espacios educativos, cuando se daña la infraestructura escolar (o carencia de medios para su rápida recuperación en emergencias), así como el uso de las escuelas como albergues; relegando el derecho de los niños y niñas a la educación.

Incremento de enfermedades, especialmente los niños y niñas más pequeños, por agua contaminada, agentes biológicos y desbordamiento en el sistema de salud e incremento de violencia física y sexual, por la escasa empatía del mundo adulto frente a cambios de conducta de niñas, niños y adolescentes ocasionadas por estrés, ruptura de la vida cotidiana y pérdida de tiempo de ocio para jugar. Para las mujeres adolescentes se incrementan los riesgos de violencia sexual por la pérdida de los entornos seguros y comunitarios, dejándoles expuestas a culturas machistas que las convierten en objetos sexuales.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv