“Lucía ya estás aquí, ya te sacamos, me decían voltea y fue cuando yo vi la luz”: sobreviviente del 19-S


¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!


Lucía Zamora, sobreviviente del sismo del pasado 19 de septiembre, relató que, luego de 36 horas bajo los escombros, el momento de su rescate fue de mucha alegría y ánimo, pues todos los rescatistas le decían: “Lucía ya estás aquí, ya te sacamos, me decían voltea y fue cuando yo vi la luz”.

“Yo soy trabajadora independiente, emprendedora, y el piso tres estaba recientemente acondicionado como un centro de negocios, de encuentro para emprendedores, y tenía más o menos yendo un mes a ese lugar, eventualmente no es mi lugar fijo de trabajo y pues estaba ahí ese día martes cuando el temblor comenzó, mi instinto fue tomar mi celular, dirigirme hacia la puerta, titubé porque el movimiento era muy fuerte realmente, ya había obstáculos para poder yo caminar rápidamente.

“No llegué ni a la mitad del camino cuando además del fuerte movimiento sentí cómo se empezaba a desplomar el techo y mi instinto fue cubrirme la cabeza y fue cuestión de segundos cuando me vi cubierta y en escombros y ya enterrada, afortunadamente no sufrí ningún golpe, tampoco me caí al piso, prácticamente mi alrededor era el que estaba lleno de piedras, de vidrios” – indicó.

Lucía Zamora señaló que, en el momento, pensó miles cosas, pero una de las cosas que pensaba era que no tenía ninguna herida, “a mí nada me aplastaba, nada me hirió, yo tenía ligeros raspones y realmente mi cuerpo estaba boca arriba, como hacia el lado derecho recargado y pues era la incomodidad y verme muy cerca de una loza, la distancia era de una mano estirada de mi barbilla y ahí estaba la loza, pero eso me daba esperanza decir estoy viva no tengo nada después de esta catástrofe, a mí me mantuvo en pie la idea de volver a ver mi familia, particularmente a mi hermana, a mi sobrino y a mi cuñado porque es mi familia realmente”.

El día del temblor, agregó, escuchó ruido e incluso voces, “sin embargo, supongo las labores de rescate estaban hacia otro lado, pese a que gritamos mucho, fue hasta el siguiente día, hacia las cuatro de la tarde, la maquinaria era muy cercana y afortunadamente escuchamos una voz, nuestro interlocutor que nos decía ¿Quién está ahí? ¿Díganos sus nombres? Y dimos nuestros nombres mi compañero Isaac estaba atrapado conmigo y otra persona, Paulina, que estaba como a un metro de distancia que a ella no la vimos, pero la escuchamos todo el tiempo”.

Aseguró que ya recibe ayuda psicológica para superar el trauma, “sí se puede y tengo que salir adelante” y volvió a agradecer a todos sus rescatistas.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv