Grupos organizados roban las pipas y venden el agua a precio altos en Iztapalapa; delega perredista lo niega


¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!


En Iztapalapa, existen grupos organizados que roban las pipas y venden a precios altos, a pesar de que las pipas deben repartir el líquido de forma gratuita.

Ante esto, la delegada perredista Dione Anguiano señaló que, en efecto, “ha habido una denuncia anónima, pero no fotos donde se vea el tema de la venta del líquido vital, tampoco domicilios en específico”.

La delegada recordó que, al tomar el cargo, el agua se entregaba a través de líderes, tema que se quiere revivir, “¿y saben qué hacen? Amagan con decir: si no nos dan 10 pipas, vamos a bloquear la calle”.

Tras los sismos, la crisis permanente que vive la delegación Iztapalapa en el tema del agua se ha incrementado, causando que por lo menos 900 mil personas sufran sed. La inseguridad se ha vuelto un factor importante en esta problemática, pues hay hombres que asaltan a mano armada pipas con agua destinadas a resolver el problema de desabasto.

Los conductores de las pipas han denunciado que, cuando salen de los pozos donde realizan las recargas de las unidades, son sorprendidos en puntos específicos mediante tres modus operandi: con el bloqueo de las pipas con autos, a punta de pistola son llevados a repartir el agua a ciertos lugares y la multitud que rodea a las unidades y les exigen repartir el líquido en ese mismo lugar.

Por otro lado, existen piperos que enrollan las mantas en donde se indica que el agua es gratuita, con el objetivo de pasar desapercibidos y vender diez mil litros de agua en tres mil pesos, el líquido que sirve para cuatro familias durante tres días.

Uno de los puntos donde los piperos son interceptados, es la avenida Altamirano. Los trabajadores han denunciado que no tienen el apoyo de la autoridad, lo mismo que los policías que resguardan los pozos abastecedores.

De igual manera, hay personas que van a las famosas “garzas”, tubos que se conectan a las pipas, tambos o cubetas que la gente lleva para llenarlos y llevar a sus casas. Dicho líquido no es potable y es posible que tenga altos contenidos de azufre por el característico olor a huevo podrido.

Una posible solución, según Dione Anguiano, es que se podrían llenar las cisternas en entregas nocturnas. Mientras que en las colonias pidió a los vecinos hacer rutas y entregar el agua casa por casa. En ambos casos la gente no se tendría que formar.

Reiteró que, ante todo, se necesita de una corresponsabilidad ciudadana.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv