Cienfuegos pretende rematar región boscosa patrimonio nacional; liquidaría Bosque de Chapultepec: Noroña

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(29 de septiembre, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Este jueves, el político mexicano, Gerardo Fernández Noroña dio a conocer que podría solicitar un juicio político contra Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaria de la Defensa Nacional. El motivo lo fundamenta con una serie de documentos -incluido uno confidencial- con los cuales denuncian que, “Salvador Cienfuegos pretende vender más de ocho millones de metros cuadrados del Campo Militar N. 1 F”.
Ubicada en Constituyentes, “se planteó los avances para la desincorporación bajo la patraña que van a modernizar la industria militar. En realidad lo que quieren es vender esa zona, porque es altamente lucrativa. Las inmobiliarias voraces están sobre ella, ya que además está situada cerca de Santa Fe.
De concretarse el plan, provocaría que se liquidara el Bosque de Chapultepec, la Real fábrica de pólvora, que es un monumento histórico es de la Colonia, el casino militar, la infraestructura que ellos han creado y otras empresas militares. Otro indicio que han venido trabajando en eso, es que de la noche a la mañana, Cienfuegos y Antonio Gali, gobernador de Puebla, hicieron un acuerdo a finales de agosto. Se presentó la idea de construir la zona militar en esa entidad y dos semanas después ponen ahí la primera piedra, es decir, tienen una verdadera urgencia para rematar esa parte que es patrimonio nacional”, detalla en entrevista para Revolución TRESPUNTOCERO el político Gerardo Fernández Noroña.
Aunque valora acudir a la Cámara para solicitar un juicio político contra Salvador Cienfuegos, “porque es gravísimo el tema que pretenda vender la zona militar, el problema aquí es la complicidad del PRI y el PAN, sin embargo, pero la denuncia va caminando. Y si deciden seguir adelante yo tomaré acciones en el campo concreto”, añade.
Lo cual explica aseverando, “no me conocen cuando digo que voy actuar por la vía de los hechos, es que si es necesario que vaya a acampar a esa zona para impedir con quienes quieran acompañarme que destruyan toda esa región boscosa y rematen el patrimonio nacional, lo haré”.
Afirmando que, no permitirá que derriben miles de árboles, arrasen con la zona, liquiden un monumento histórico, que lo entreguen a la voracidad inmobiliaria “y menos después de lo que ha sucedido en el sismo, que ha demostrado que trabajan con materiales de baja calidad. Francamente eso no se puede tolerar bajo ninguna circunstancia. Lo que se debe de hacer es recuperar el área verde”.
Y propone cederla “para el disfrute de los capitalinos y los turistas; en tanto las 535 viviendas rifarlas entre los damnificados del sismo del 19 de septiembre. El gobierno del Distrito Federal no debe autorizar el cambio de uso de suelo, de no hacerlo no se podrá vender. Tanto el gobierno de la capital como el gobierno federal están frente a la irritación e indignación ciudadana, como para hacer realidad la venta de una zona militar, ya sería el colmo de los colmos”.
Ya que para Noroña, hacerlo generaría un proceso de indignación imparable por lo que se equivocan, si siguen adelante. “Aunque al sacar esto a la luz hace que no se materialice, y muy mal estaríamos si toleramos una cosa de esa naturaleza”. Por lo que indica que el pueblo tiene que responder y “detener la venta del campo militar”, comenta.
Fernández Noroña, mantiene la postura de indignación ante la posible acción de compra-venta ya que señala que, es un escándalo porque han privatizado puertos, aeropuertos, carreteras, playas, minerales, ferrocarriles, petróleo, telecomunicaciones pero una zona militar ya es el colmo del descaro.
“Además es un área de reserva protegida por donde se vea es un escándalo y en el documento confidencial señala que en las conversaciones entre el gobierno de la ciudad y la Seduvi, existen dos trabas para cambiar el uso de suelo, la primera es que no hay agua en el lugar.
Y la segunda es el tema de la movilidad. Porque el tránsito es un desastre en la zona de Constituyentes, y eso que nada más hay 535 viviendas en esa zona. Si se construye un complejo habitacional de 5 mil viviendas, además de una zona comercial, habrá destrozos ambientales pero sobre todo un evidente desastre vehicular”.
Fernández Noroña, explica que sobre el punto anterior, en el documento se sugiere que sea un asunto que lo resuelva el titular de Sedena y el gobierno capitalino. “Y que ya se enfrente una vez que hayan comprado el terreno, porque sino va a bajar el precio del mismo. Que los desarrolladores inmobiliarios se arreglen con Mancera”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv