A 4 años de tormentas Ingrid y Manuel, 14 municipios exigen a gobiernos estatal y federal “dejar de actuar con dolo y engaño”

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(16 de septiembre, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- “Lo que nos pasó a nadie le importa. Nadie ni siquiera se acuerda de Ingrid y Manuel, pero nos jodió la vida, a los más grandes y a los niños. A todos por igual. A unos se nos murieron los que amamos y a otros no solo eso, también perdieron sus casas. Mejor hubiéramos muerto, y seguro las autoridades pensaron en eso antes que nosotros para dejarlos de molestar. 

Yo vi a mi ser querido hundirse en lodo. Todos los días los remordimientos siguen, nunca me han dejado, si hubiera jalado más fuerte o metido más mi brazo. Es culparme, es culpar porque nacimos pobres y aunque le luchamos seguimos igual, por qué vivimos ahí y hasta por qué nos tocó a nosotros. Pero principalmente por qué somos tan poca cosa que la tormenta nunca se fue. Estamos mendigando, estamos llorando a las autoridades, siguen siendo duros, siguen ahogándonos”, señala a Revolución TRESPUNTOCERO, un poblador que prefirió mantenerse en el anonimato. 

A cuatro años que las tormentas Ingrid y Manuel causaran muerte, hambre y destrucción en Guerrero, más de mil indígenas de 14 municipios de la Montaña organizados en el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña (CCDM), bloquearon las carreteras que conectan a la región para exigir a los gobiernos federal y estatal, cumplan con el compromiso pactado de dotar a 16 mil familias de granos básicos, además de la reconstrucción de viviendas para comunidades afectadas y “dejar de actuar con dolo y engaño”.

Alrededor de mil 200 habitantes de los municipios indígenas de la Montaña, acudieron a Tlapa para ejercer su derecho a la protesta y demandar una reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores, así como la entrega del cuarto paquete de maíz, frijol, arroz y sal, cuyo compromiso se acordó en una reunión del Consejo a la que acudió el  mandatario estatal en la sede de Gobernación federal con el subsecretario Luis Enrique Miranda y la directora de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Salas.

Las comunidades expresaron su malestar ante el incumplimiento de una calendarización de la dotación de granos básicos que iniciaría el pasado ocho de septiembre, ya que la lista de entrega de granos dada a las comunidades tiene como único fin “desactivar la movilización de los pueblos, desgastar a la gente expresando el poco respecto a la palabra empeñada y el compromiso asumido con la población mostrando una postura racista y discriminatoria que ha jugado en los últimos meses con su voluntad”.

De acuerdo al Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el delegado de la CDI Lenin Carbajal Cabrera, “armó una falsa entrega de granos durante la visita del gobernador a Tlacoapa dedicándose además con una actitud perversa y dolosa, a intentar dividir al Consejo con un doble discurso que crea desinformación y nula transparencia.

Dentro de las inconsistencias en la calendarización, están la nula entrega a comunidades señaladas para días pasados, además de que hay 64 localidades que aparecen sin fecha de entrega. Ante estas acciones el CCDM hace un llamado al gobernador para que instruya al delegado de la CDI a que entregue las semillas pactadas y no genere conflictos en los pueblos”. 

Además, se señaló que “tienen la obligación las dependencias frente a los pueblos afectados en el tema de la vivienda, al no cumplir Sedatu con su responsabilidad de reconstruir las casas dañadas por los meteoros y dejar solo obras fantasma, mal construidas o incompletas”.

Dentro de las participaciones de integrantes del Consejo, Abel Bruno de Malinaltepec, señaló que “mientras la gente aún no puede tener una vivienda digna a cuatro años de las afectaciones, funcionarios han sido inhabilitados de sus cargos, como el caso de Héctor Vicario al no comprobar millones de pesos, siendo el saqueo de las arcas una ofensa para los pueblos”. Anacleto Carranza Ríos de Tlacoapa reiteró que fue mentira el que se haya entregado el maíz a todas las comunidades en la pasada visita del gobernador.

“Seguimos padeciendo malos gobiernos. Tal vez si nos hubiera pasado la misma tragedia en año electoral sí estuvieran movilizándose, el mismo presidente hubiera venido a desenterrar los cuerpos, con tal de tomarse foto y ganarse el voto. Estamos necesitados y merecemos ser escuchados y atendidos como los seres humanos que somos.

Dónde está la humanidad de los que están al frente del país y por qué ponen a atender este tipo de tragedias a gente tan desalmada. En este tiempo he aprendido que todo aquel funcionario de gobierno nos pisotea por ser pobres, porque nos hacen sentir que mendigamos, cuando somos gente de trabajo, somos mexicanos que tenemos derecho a una vida digna”, indica la fuente. 

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv