Mayoría de municipios de Guerrero están en manos del narco; mientras continúe corrupción no terminará violencia: obispo

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Salvador Rangel Mendoza, obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, aseguró que la mayoría de los municipios de Guerrero están en manos del narcotráfico y advirtió que mientras continúen la impunidad, la injusticia y sobre todo la corrupción, la violencia y la inseguridad no van a terminar.

Hizo un llamado al gobierno del estado para que dialogue con los grupos delincuenciales, además de que se haga responsable, como lo hacen todos los gobernadores del país, de la seguridad pública para que los soldados puedan regresar a sus cuarteles.

“Si le damos poder a los soldados, corremos el peligro de que este país se militarice, tienen que regresar a los cuarteles y los gobernantes tienen que hacerse responsables de la seguridad”.

Sobre la situación social actual de este municipio, agregó: “Se siguen dando estos acontecimientos de falta y amor a la vida, secuestros, asesinatos y extorsiones. La manera de solucionar es pedir a Dios, como lo hizo Pedro. Si nos acercamos a Dios, él nos va a dar la mano”.

Mencionó que su presencia es un mensaje a la sociedad de que deben de tener fe y apropiarse de sus calles.

“A Pedro, el miedo lo hundió, la falta de fe, (queremos) que se le quite el miedo a la gente, vamos a empoderarnos, adueñarnos de la ciudad, es decirle a la gente que no bailemos al son que ellos, los malos, nos tocan”.

Respecto al informe anual del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, donde se indica que 14 grupos de la delincuencia organizada se disputan el territorio o han establecido una complicidad con autoridades en municipios de todas las regiones de la entidad, Rangel Mendoza respaldó la información de la organización no gubernamental.

“Sabemos que la mayoría de los municipios del estado de Guerrero está en manos de los narcotraficantes, no hay municipio que se salve y la consecuencia que esto lleva”.

“Siempre he hablado del diálogo, de una cosa estoy convencido, que la fuerza no nos va a traer la paz por más que metan soldados, marinos, policías federal y estatal, tiene que haber otra estrategia distinta”.

“Por ejemplo, una fuerte labor de inteligencia y sobre todo con esos grupos delincuenciales. Por lo menos, con algunos que yo he hablado también tienen sus razones, están heridos. Por ejemplo: al jefe de uno de ellos, le secuestran a la esposa y al hijo, se los asesinan las mismas instituciones; a otro, le matan al papá. Entonces, ellos tienen reclamos contra las autoridades. Yo digo que tiene que haber diálogo, escucharlos a ellos también”.

En este sentido, se refirió a “pseudo grupos” que, para él, son más peligrosos.

“No nos olvidemos que los pseudo grupos, pseudo secuestradores, pseudo narcotraficantes, que no lo son, pero que hacen una cosita de esta, una fechoría que les gustó porque les salió y vuelven hacerlo, para mí son los más peligrosos”.

En cuanto a la declaración de los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México, Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón, que ante los gobernadores coincidieron en que con o sin una ley que regule sus operativos seguirán en las calles para combatir el crimen, el obispo consideró que, si se le continúa dando poder a las fuerzas armadas, existe el riesgo de que el país se militarice.

“Se está pidiendo a la Cámara de Diputados y senadores que reglamenten las tareas del Ejercito; no estoy de acuerdo en eso porque el Ejercito es para custodiar el territorio nacional y no darles tareas de policías, si nosotros le damos poder a los soldados corremos el peligro de que este país se militarice”.

“Más bien, que los gobernadores y las distintas instancias vayan tomando su responsabilidad y sean los encargados del orden de cada municipio, estado y de la República. No les queramos dar al Ejército poderes civiles, ellos tienen bien su objetivo, los soldados tienen que regresar a los cuarteles y los gobernantes se tienen que hacer responsables de la seguridad”, machacó.

“Esto es matemático, en la medida en que las fuerzas federales, el Ejército y la Marina asuman esas tareas, la irresponsabilidad de los gobernadores será mayor”.

Ante el incremento de los asesinatos, secuestros y extorciones, dijo que se debe repensar la manera de actuar.

“Últimamente se están atacando los sembradíos de amapola, estoy de acuerdo, pero qué se le va a dar a la gente, qué se le va a dar a comer si se les quita lo que cultivan para vivir”.

“(Si) le vamos a quitar su manera de vivir se van a crear serios problemas sociales, el hambre es la madre de todas las guerras”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv