En México, estaciones migratorias del INM son bancos de enfermedades para migrantes: Informe

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
“Los centros de detención para migrantes en el país son bancos de enfermedades, ya sea por las malas condiciones de sanidad, la falta de higiene, la poca calidad de la comida o por la insuficiencia de servicios y personal para la atención médica en relación con el número de personas retenidas.

Gripes, dolores de garganta y cabeza, malestares estomacales, fiebres, infecciones en la piel o vaginales, en el caso de las mujeres, así como ansiedad y depresión, son recurrentes en los migrantes que día a día son detenidos e internados en las llamadas estaciones migratorias y estancias provisionales del Instituto Nacional de Migración (INM), dio a conocer el informe Personas en detención migratoria en México.

En cual se desarrolló por medio de la observación de esos centros de internamiento realizada por el Consejo Ciudadano del INM. Organización independiente que también señaló “la obligación del instituto de proveer de atención médica de calidad a los migrantes retenidos, la cual es incumplida”.

“Un problema generalizado sobre la provisión de una atención a la salud de calidad fue la falta de protocolos de actuación del personal médico y sicológico. Tal ausencia impide, entre otras cosas, detectar casos de personas que han sufrido situaciones que deterioran su estado de salud mental, en particular de quienes han sido víctimas de algún delito, de violencia sexual o de tortura”, remarca el reporte, que se presentó.

Otro problema detectado por el equipo de investigación –que visitó varios centros de detención, entrevistó a migrantes ahí internos y al personal de los mismos, y revisó expedientes médicos– fue que “no se practican exámenes médicos cuando ingresan las personas detenidas y sólo se comprobó la existencia de certificados médicos de salida, lo que impide darse cuenta de las condiciones de salud en las que llegan los migrantes”, señaló La Jornada.

Los resultados del informe muestran que las causas de las enfermedades “guardan relación directa con la falta de condiciones de sanidad e higiene, de carencia de servicios, de la poca o mala calidad de la alimentación, así como con los efectos de índole sicoemocional que la propia detención les provoca”.

En cuando a los padecimientos más constantes son gripe, tos y dolor de garganta, atribuidos sobre todo “a que tuvieron que pernoctar una o varias noches en el suelo o no pudieron cubrirse del frío debido a la insuficiencia de colchonetas y mantas, también se da por contagio o por falta de agua caliente para la ducha”.

Además, los malestares estomacales están relacionados con la calidad de la comida que se les proporciona: alimentos picantes, muy condimentados o en mal estado, de acuerdo a lo señalado por los migrantes detenidos.

El equipo de investigación también aplicó un diagnóstico para detectar los niveles de depresión y ansiedad que enfrentan los migrantes recluidos. “Se observó que una de cada tres personas entrevistadas presenta ansiedad en niveles graves y dos de cada tres depresión en nivel severo.

Esto por motivo de tres causas: haber sido detenidas por autoridades migratorias y apartadas de su proyecto de vida, las experiencias de violencia sufridas en sus países de origen o a su paso por México y la propia situación de la detención y las condiciones de la misma”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv