En Chiapas, detienen a jóvenes indigenas, los torturan, acusan de homicidio y los sentencian a 25 años de prisión

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(17 de agosto, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- “Al Juez Mixto de primera instancia del Distrito Judicial de Bochil, Julio Cesar Victoria Méndez, le fue suficiente las aseveraciones carentes de valor probatorio de los acusadores, uno de ellos menor de edad, para que arbitrariamente nos sentenciara a 25 años de cárcel a cada uno”, denunciaron por medio de una carta los hermanos Germán y Abraham López Montejo, quienes fueron detenidos de manera arbitraria para después ser llevados a prisión el 17 de enero de 2011, bajo el delito de homicidio.
“Llevamos recluidos más de seis años sin que la parte acusadora haya mostrado interés en aportar pruebas tangibles de nuestra participación en un hecho punible. Sólo han presentado argumentos carentes de un valor probatorio”, señalan los indígenas chiapanecos quienes se encuentran recluidos en el Cerss 14 de El Amate, en Cintalapa Chiapas.
Además, señalan que “los acusadores refieren que sólo uno de nosotros cometió el delito de homicidio, y que el otro era sólo un espectador. En el supuesto que esto fuera cierto, ¿por qué el juez nos da la misma sentencia a ambos? Sin tener en cuenta que uno no es responsable por lo que el otro haga”, cuestionan los hermanos.
Explican que, durante las diligencias practicadas se vulneraron sus garantías; se vulneró el derecho a la información puesto que nunca se les proporcionó la copia simple del expediente para poder preparar adecuadamente la defensa. “Por ende, la defensoría social tampoco procuró demostrar la verdad de los hechos punibles”, señalan.
Se nos ha impuesto una sentencia sin que se realizaran las operaciones y análisis que un perito en la materia debe realizar. No existe fundamento, motivo legal, o datos que establezcan que existe la probabilidad de que participamos en el delito. No se nos ha impartido justicia en los plazos que marcan las leyes”, acusan.
Los hermanos López Montejo, han descrito que el 17 de enero de 2011, a ambos los detuvieron seis elementos de la AFI, para llevarlos a una comandancia, “nos tuvieron encerrados como dos horas”, fue cuando los trasladaron a Tuxtla Gutiérrez, en el camino los elementos pidieron dinero a cambio de soltarlos, pero ellos al saberse inocentes no aceptaron el trato.
“Llegamos en la procuraduría, ahí me torturaron, me pusieron una bolsa, me dieron toques eléctricos, me golpearon y me vendaron a la fuerza, querían que yo aceptara el delito de homicidio, le dije que no y uno me amenazó con matarme. Me dijeron que si no aceptaba que había matado me iban a asesinar como a un perro y también a mi familia.
Me preguntaron si conocía a una persona que como no sabía ni quién era le dije que no. Entonces me siguieron torturando, me hicieron firmar un papel cuando yo tenía vendado los ojos”, señala uno de los hermanos.
“Cuando les dije que no había matado a nadie, me dijo el MP ya lo aceptaste ya no podemos hacer nada, pero por qué, le dije, yo no he hecho nada”, señala uno de los hermanos. Sobre el caso el defensor de Derechos Humanos, Alexis Montesinos, refiere que a los jóvenes los torturaron con el mismo patrón que se escucha practican en el norte y en el centro del país.
“Los golpearon, les dieron toques eléctricos, los vendaron para que firmaran y se autoinculparan por homicidio, cuando no existen pruebas. Les arruinan la vida varios años y luego los sentencian a 25 años de cárcel cuando es más que evidente que solamente son falsos positivos, los inculparon con tal de tener a alguien en prisión. Son los policías quienes deberían estar ahí adentro, porque finalmente los detienen por ser indígenas, es discriminación”, asevera a Revolución TRESPUNTOCERO Montesinos.
De acuerdo con el activista, el abogado de oficio tampoco fue un defensor real, “porque no le interesaba y de nuevo porque son indígenas, los discriminan. Los atacan. La consigna parece ser detener e inculpar a indígenas a cualquier precio, sin importar si viola los derechos humanos, si los torturan parece ser mejor; aquí en Chiapas se detiene en función de ideas racistas.
Además, en otros casos los detienen y los deportan a Guatemala y no tiene nada que ver la confusión, en esta entidad quieren exterminar a la raza indígena. Germán y Abraham son parte de una larga lista de casos de chiapanecos que se encuentran recluidos en El Amate. En ese penal hay casos donde todavía muchos indígenas no saben de qué se les acusa porque no hablan el español.
Las torturas continúan ahí. Aquí no hay protocolo de Estambul; bajo el mandato de Velasco Coello se incrementaron las detenciones, estamos asistiendo al último año de gobierno, uno sangriento, violento y con mayor racismo. Porque aquí da lo mismo si son paramilitares o militares o policías, aquí todos torturan por igual. Hace días condenaron a 25 años de prisión a estos hermanos que fueron torturados y hay pruebas que no son culpables y por el contrario que son quienes deben recibir un resarcimiento de daños, pero esto último es posible no suceda”.
Montesinos señala que cuando no son acusados de homicidio para que se queden dentro de la cárcel, son despojados de sus tierras ya sea hostigando a una comunidad o desapareciendo a sus miembros e incluso ejecutándolos extrajudicialmente. “Esperemos que exista una estrategia jurídica impulsada desde las organizaciones sociales para que se vuelva a revisar el caso. Afortunadamente se está visualizando, muchos más son imposibles de conocer”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv