Desplazada en Pueblo Viejo denuncia que Ejército tardó 2 días en ayudarlos; “grupo armado disparaba a las casas”

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Laura González, una de las cinco mujeres que fueron desplazadas de Pueblo Viejo, municipio de Heliodoro Castillo, en la sierra de Tlacotepec, denunció que el Ejército tardó dos días en brindarles ayuda ante los ataques armados que sufrieron desde el jueves de la semana pasada.

La mujer aseguró que una de las casas que el grupo armado atacó fue la suya, “tiene muchos impactos de bala en el techo”.

De este modo, González consideró que la presencia de los militares y los policías en su pueblo no son garantía de seguridad, ya que  Juan Castillo Gómez, El Teniente, quien encabeza al grupo armado que los ha venido hostilizando desde hace cuatro años, sigue en Tejamanil, un pueblo cercano a Pueblo Viejo y que las fuerzas federales y estatales “no van por él”.

Comentó que las acciones de los militares y los policías estatales se han reducido a cuidar a los habitantes, pero no a perseguir a los agresores quienes sólo se replegaron a un pueblo vecino.

Laura González relató que ella, junto con cuatro mujeres y diez niños, aprovecharon la presencia de los soldados y los policías para salir de Pueblo Viejo, donde dejaron sus casas, sus pertenencias de valor, sus animales, su maíz y frijol.

Indicó que caminaron durante toda una noche y medio día por los cerros huyendo de la violencia y aseguró que desde la una de la tarde del jueves, llegaron los integrantes del grupo armado a los alrededores de Pueblo Viejo y hubo varios tiroteos, por lo que muchos de los habitantes huyeron a los cerros y que aún no se sabe qué fue de ellos.

Demandó al gobierno que envíe más efectivos del Ejército y policías estatales para que busquen en los cerros a las personas que se encuentran desaparecidas o escondidas.

La señora aseguró que ellos no piensan regresar hasta que haya garantías de seguridad. “Nosotros ya no vamos a regresar a Pueblo Viejo hasta que haya garantías de seguridad y esto sólo va a ser cuando detengan al grupo de personas armadas que mantuvo secuestrado todo el pueblo”.

Contó que duraron con miedo a morir a balazos por los atacantes que estaban instalados en los cerros cercanos en donde muy frecuentemente “tiraban balazos” hacia las casas, “nos tenían encuevados como conejos, no sabíamos en qué momento iban a entrar a matarnos”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv