Desplazados que regresaron a Chilapa no tiene servicios médicos y claman por cobijas y colchonetas, sus casas fueron saqueadas

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
A más de un mes de que prácticamente todos los habitantes de Tepozcuautla, Ahuihuiyuco y Tetitlán de la Lima huyeran por temor tras la amenaza anónima de un ataque armado, estos regresaron a Chilapa sin servicios básicos, encontraron el centro de salud permanece cerrado, no hay transporte público regular, existe incertidumbre sobre el funcionamiento de las escuelas en el siguiente ciclo escolar y claman por cobijas y colchonetas ya que sus casas fueron saqueadas.

Cuando el alcalde priista de Chilapa, Jesús Parra llevó una jornada asistencialista para celebrar el final del problema, su personal anotó a las personas que necesitaban cobijas, pero éstas no han llegado.

Las pocas despensas que fueron entregadas por el alcalde y que se acabaron en pocas horas, solo sirvieron para la fotografía oficial y un video promocional con la frase “por la tierra que queremos”.

Ante esto, los jefes de los hogares regresaron para recuperar la poca siembra que les dejaron, a buscar sus animales para darles de comer o a malbaratarlos para tener dinero.

Ni siquiera se ha puesto en marcha la construcción de un nuevo centro de salud “y con la zozobra y la crisis social actual no hay para cuándo” – dijeron los vecinos.

Los habitantes mencionaron que en ocasiones los soldados comparten el poco medicamento básico que tienen, sin embargo, no tienen ni suero para el piquete de alacrán.

“Acá nos podemos morir” – dijo una señora con resignación.

Entre la población de Tepozcuautla también existe la tensión, tras haber regresado para intentar recuperar su vida, su trabajo y su cotidianidad.

Respecto al transporte público, algunos vecinos relataron que comenzó desde hace unos dos años. Ahora tienen que caminar a Tepehuizco y Lodo Grande.

Por otro lado, lo menores que egresarían de las escuelas de Tepozcuautla se quedaron sin clausura, regalos y fiesta. Debido a la falta de funcionamiento, las escuelas se vieron obligadas a dar vacaciones.

La promesa de los directivos sobre regresar en el siguiente ciclo escolar “es sólo una expectativa” – declararon padres de familia.

Mientras tanto, el comisario de Ahuihuiyuco, Ambrosio Vázquez Casarrubias, informó que, tras la llegada de unas 250 familias a la localidad, el alcalde de Chilapa les prometió seguridad pública permanente y la regularización del transporte.

Sin embargo, éste salió de la comunidad al siguiente día de la amenaza de ataque, entregando la administración del ayuntamiento al síndico procurador Esteban García García.

Casarrubias dijo que, aunque persiste el temor, los vecinos van a esperar,  “qué vamos hacer, ni modo de salirse nuevamente, hay que esperarse”.

El comisario de Tepozcuautla, Joaquín González Leyva también informó que 180 viviendas, casi la mitad del total, ya están habitadas.

Explicó que la gente evita salir de sus casas después de las 5 de la tarde y que no hay transporte público, por lo que tienen que caminar a las vecinas comunidades de Tepehuizco y Lodo Grande.

Ante esto, solicitó que el gobierno los apoye con el Ejército y que reestablezcan los servicios de salud.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv