Constructora de Paso Express se deslinda y Esparza dice “ojalá tuviera rayos X y ver lo que pasa bajo tierra”

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), dijo que el Paso Express “funciona a la perfección, no sólo en este tiempo ya que es una carretera que lleva 60 años en funcionamiento”. Aclaró que “lo único que se realizó fue añadir un carril sobre el lado derecho de vía federal”.

Sin embargo, este miércoles, en el recién inaugurado, Paso Express se dio un hundimiento a la altura del kilómetro 93, en Morelos, el cual provocó la muerte de dos personas.

Sobre el tema, Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), aseguró que esto se produjo por varias situaciones. “Una explicación, es la que vivimos en Acapulco (Guerrero), allá vimos cómo la fuerza del agua puede –en un momento dado- llevarse una autopista, una carretera, un puente, en fin toda la estructura del estado de Guerrero fue destruida por la fuerza del agua.

“Simple y sencillamente, yo creo, son varias partes. Uno, el día de ayer tuvimos una lluvia de 53 milímetros en Cuernavaca (Morelos), una bajada por un río –que es un riachuelo- que por eso tiene un drenaje de 1.5 metros, para recibir el río, nada más que ayer bajó una avalancha de ocho metros de alto con troncos, ramas que taponearon el drenaje y que hicieron que no hubiera forma de que pasará el agua; el agua golpeó de tal manera que la destruyó por dentro”.

Aclaró que no se destruyó el Paso Express –que son 14.100 kilómetros- se destruyeron sólo 15 metros.

En entrevista para “Contraportada”, el funcionario indicó que ese tramo volverá a servir en una semana “esto pasó en Acapulco, pasó en Los Cabos, pasó en Cancún, pasó –hace poco- en Huixquilucan en donde destruyó un drenaje”.

Dijo que lo anterior, no es una disculpa. Asimismo, afirmó que “ya ha instruido que exista un peritaje por parte del Colegio de Ingenieros para saber si hay alguna responsabilidad de la empresa constructora y en caso de que haya alguna se pague por ella”.

Además, dejó en claro que sí hubo omisión por parte de alguien se castigará. Añadió que “cuando acudió a la zona, recibió las quejas de los vecinos en donde reportaban que se estaba hundiendo una parte del concreto hidráulico”.

Aseguró que “hubo una acción de acuerdo a las circunstancias y no es posible que vayan las empresas y dialoguen con los vecinos, pero ellos como SCT sí tienen la obligación de hacerlo; por ello, recibirán todas las observaciones y comentarios que existan con la gente del lugar”.

Aclaró que “las empresas acudieron al lugar porque se llegó a pensar que era un tema superficial de relleno; pero esto fue diferente, fue un golpe de agua muy fuerte sobre la carretera”.

Puntualizó que ya instruyó realizar una auditoría para que se establezca si hubo omisión del delegado de la dependencia. “Haremos una auditoría, investigaremos con los vecinos y también daremos reporte de ello”.

El funcionario federal lamentó la muerte de Juan Mena López y Juan Mena, hijo. Reiteró que en caso de que exista alguna omisión habrá denuncia penal “pero yo creo que no. Estamos viviendo un calentamiento global, estoy sufriendo las lluvias. La ciudad está sufriendo las lluvias, el país está sufriendo –en algunas partes- las lluvias que están siendo devastadoras con la infraestructura”.

En una pregunta de medios de comunicación sobre si esto suena a corrupción, el secretario respondió que no. “Se trata de opiniones técnicas, ojalá el secretario tuviera la capacidad de tener rayos X y poder ver lo que pasa abajo (en la tierra), fueron los técnicos, fueron los expertos, los ingenieros técnicos y ellos dictaminaron cuál era el problema”.

El funcionario federal explicó que “una es de origen español, Aldesa, y otra es mexicana, Epccor, de la cual Juan Diego Gutiérrez Cortina, es accionista”.

En entrevista para “Contraportada”, dejó en claro que “ambas están calificadas para participar y cuentan con las cualidades técnicas necesarias. Además se llevaron a cabo todos los estudios necesarios y hay expertos que avalaron la obra”.

Aseguró que “las compañías dejaron una garantía de varias millones de pesos para poder responder a cualquier falla u omisión que haya sucediera en la obra. Ellos tienen que responder también por la falla, como lo van a hacer en las indemnizaciones a los familiares y reponer lo que se perdió de la obra”.

Cuestionado, por Carlos Loret de Mola, en torno a que en redes sociales había denuncias sobre la obra, siendo algunas el haber quitado un puente, derrumbar árboles, el funcionario respondió que no se tiró ningún puente “tuvimos que reconstruir uno, que era de cuatro carriles y lo tuvimos que abrir a diez.

Efectivamente, para obtener nosotros autorización para hacer una obra de esta naturaleza, tenemos la obligación de resembrar, con la obligación de hacerlo con certificado notarial”.

Aclaró que con la ampliación se molestó a algunos vecinos “lamentablemente en esta carretera muchas de las casas que están a los costados invadieron –hace muchos años- el derecho de vía federal, ahora la molestia es que la carretera queda cerca de las casas como siempre ha estado –no es nada nuevo-.

“Hoy los vecinos se quejan de que la carretera pasa cerca de sus casas. Fue una obra difícil, compleja, por toda esta situación. Tuvimos que reconstruir drenajes”.

A pregunta expresa sobre si la compañía OHL tuvo algo que ver en la obra, Ruiz Esparza respondió que no y en caso de que exista corrupción en todo esto se castigará al culpable.

Sobre si Aldesa es la compañía encargada de llevar a cabo la Torre de Control del nuevo aeropuerto, el funcionario indicó que sí, pero además en esa obra “están trabajando 160 empresas y no hay ninguna mexicana”.

En el tema de desconfianza, mencionó que “no debe haberla porque son empresas prestigiosas, y esta lleva más de 30 años trabajando a nivel internacional”.

En tanto, el consorcio constructor del Paso Exprés se deslindó de las causas que provocaron el socavón en el que murieron dos personas este miércoles. Indicó que “la afectación fue provocada por el taponamiento de basura a un tubo de drenaje”.

“De acuerdo con el análisis previo, como ha señalado la SCT, la afectación al tramo carretero, que obligó al cierre del cuerpo B (sentido Acapulco-Cuernavaca) del libramiento de Cuernavaca fue ocasionada por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura y una acumulación extraordinaria de agua provocada por las intensas lluvias”, indicó el consorcio mediante un comunicado.

“La alcantarilla y drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no formaron parte de los trabajos realizados para la construcción de Paso Express de Cuernavaca”, escribió Aldesa

Al supervisar los trabajos de rescate de las personas que se encontraban en el interior de un vehículo que cayó en el socavón que se formó en el kilómetro 93+600 de la autopista México-Cuernavaca, Ruiz Esparza afirmó que “solicitó al Colegio de Ingenieros Civiles realice un dictamen técnico de las causas que lo originaron y se deslinden responsabilidades”, informó Reforma.

La SCT también informó que la zona afectada por el socavón en el Paso Exprés reabrirá a la circulación aproximadamente en 15 días.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv