Mancera no tuvo la altura de miras para continuar gobernando una ciudad tan complicada: ex director de la Policía

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
En la Ciudad de México, durante los primeros cuatro meses de este 2017, fueron seis los delitos de alto impacto que se incrementaron, de acuerdo a los datos aportados por el Observatorio Nacional Ciudadano.
El anteriormente llamado Distrito Federal ocupa el cuarto lugar en robo con violencia; tercero en robo a negocio; y segundo en robo a transeúnte, a nivel nacional. 
Según las cifras, el robo a transeúnte aumentó 38.2%, el homicidio culposo 22.4%, el homicidio doloso 16.2% y el robo a negocio 16%, con respecto al robo con violencia aumentó 10.9 por ciento y el robo a casa habitación 7.5%.
Este tipo de delitos que son generadores del incremento de la violencia, “tienen que ser con el desempeño del ejercicio del gobierno. Lo podemos dividir en cuatro grandes temas: el desempleo, la seguridad pública, la participación de la ciudadanía y con la educación”, detalla a Revolución TRESPUNTOCERO el experto en seguridad pública y prevención del delito Julio César Sánchez Amaya.
Dichos elementos se relacionan, explica, con la percepción de inseguridad. “No se tienen fuentes de empleo, hay una crisis y la gente perdió poder adquisitivo con su dinero, el metro se lo subieron casi el doble. 
Lo justo es tres pesos pero cuesta cinco, a eso se suma que no hay mejoría en el transporte público por el contrario existe deterioro y tampoco hay mantenimiento”, añade el especialista.
A su vez, argumenta que el incremento de los principales delitos que es el robo a transeúntes o robo a bordo de transporte público se da en el Sistema de Transporte Colectivo Metro. “Eso es una contradicción porque tiene más de 5 mil cámaras de video vigilancia, está conectado al C4, tiene un sistema de monitoreo, tiene policía auxiliar, tiene policía bancaria y tiene personal del Metro, conoce como opera las bandas al interior del metro. Y se no está haciendo nada”, cuestiona.
Lo que califica como un problema mayúsculo, y es que existe un incremento en el monto del pasaje a la par que un decremento en la seguridad y en el mantenimiento. Agregando que esto “genera una pésima percepción de parte de toda la ciudadanía porque no es justo”.
El también ex Director de la Policía Sectorial de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, conversa con el medio acerca de un estudio realizado por un grupo de expertos en seguridad pública, donde se construye un estudio de medición de la percepción de seguridad pública en la ciudad.
En una muestra de la entrevista que fue en línea, se hacen 10 preguntas. “El total de correos que se enviaron a nivel Ciudad de México fue de 28 mil, ese fue el 100% el total de la muestra contestada fue de 23 mil, es decir el 82%”, detalla.
Y como un ejemplo en concreto señala la Delegación Gustavo A. Madero. Donde la muestra fue de 2 mil 737 correos respondidos. Se les preguntó: “existe alguna zona donde usted no se atrevería a pasar de noche, dicha base contestó que, sí”, explica.
En el mismo estudio, cuando se le preguntó al grupo de los 2 mil 737 usuarios, si al dejar su casa sola tenían miedo de ser víctimas de la delincuencia, el 80% dijo que sí. De ese porcentaje el 40% dijo que “muchísimo”; lo cual equivale a un 90% que tiene miedo a dejar su casa sola.
En cuanto a transporte público, un 87% dijo que al viajar en uno teme ser víctima de la delincuencia. Sobre el rubro de la percepción de la delincuencia, se les cuestionó: “piensa usted que la delincuencia ha aumentado, ha disminuido o sigue igual que el año anterior; el 92% dice que aumentó y el 8% dice que sigue igual”.
Cabe resaltar que ninguno de los entrevistados argumentó que disminuyó. “Esa es la mala percepción en un asunto tan patrimonial como es el robo a casa habitación, robo a transeúnte y transporte público”, agrega.
A la pregunta, por qué piensa que se ha incrementado: el 86% responde “porque a mí me ha pasado”. El 14% dice “porque alguien que conozco lo han asaltado”; usted o alguien cercano usted ha sufrido un asalto los últimos seis meses: “sí, el 99%; no el 1%”; me podría mencionar a quien han asaltado: “a mi”, el 87%.
De un 100%, un 24% dijo que lo asaltaron en un antro, “lo que quiere decir que el tema de la inseguridad en los giros negros se está incrementando, que son asuntos que se les debe de poner mucha atención por el tema de la unión Tepito”, añade Amaya. 
En tanto, un 98% no denunció y solamente lo hizo un 2%. Cabe señalar que en 2014 se cometieron 35 mil 670 delitos según fuentes oficiales; en el 2015, 31 mil 749 delitos y en el 2016, 28 mil 164 delitos. “Pareciera que hay una reducción, sin embargo no es que esto esté sucediendo, sino que hay menos denuncias. El mismo policía es el que persuade al afectado para que no denuncie entonces el ciudadano se arrepiente y ya no hace más”.
En cuanto al tema de los homicidios, de un total de 260 lesionados por arma de fuego, la autoridad desconoce qué pasó con ellos, porque no tiene un mecanismo para conocerlo. “Si hubo 260 lesionados por proyectil de arma de fuego y 152 homicidios, cuántos de los lesionados terminaron muertos, eso no se sabe por lo cual no se suman a los homicidios y puede que aumente. Lo cual genera una trampa en el asunto de la medición”, cuestiona el especialista.
Además, añade Amaya, en la Ciudad de México, parece ser, comenta, que se trata de aferrarse para ponerle pretextos a la gente y no crezca, no salga adelante. Pones una verificación, un reductor de velocidad, incrementos al pago de predial, al boleto del metro, hay una cantidad importante de cosas que van afectando directamente el bolsillo de los ciudadanos, iban generando esa molestia en ese ambiente.
En cuanto al tema de la educación, “tenemos una matrícula que no puede cubrir el 100% la UNAM por eso se creó la Universidad de la Ciudad de México y lo que deberíamos estar haciendo es creando alternativas para meter a los jóvenes al escuela. Porque a dónde mandas a un joven que no entra la escuela, a la calle, tendrá un subempleo que no genera. 
Y lo lleva a las drogas, al alcohol, también a juntarse con otros grupos de la delincuencia para que se quede en ese equipo de actividades delictivas mejor remuneradas y más fáciles. Así ganará dinero fácil”, comenta.
Por todo lo anterior, Sánchez Amaya, asegura que “en referencia al asunto de la participación, había un slogan con el que comenzó este gobierno: ‘decidamos juntos’. Lo único que no hicimos fue algo juntos, no hubo consultas, no hubo participación, no hay un fomento. Dice que decidamos juntos pero nosotros nunca jamás en la vida decidimos que hicieras de nuestra ciudad eso que estás haciendo. Hay irresponsabilidad y no hay creatividad. No hay responsabilidad en las decisiones de gobierno”. 
El ex Director de la Policía Sectorial de la SSP, recuerda que durante su administración se implementó el modelo integral de vigilancia por cuadrantes; un modelo de operación policial para la Ciudad de México construido con la experiencia de distintos países y con la intervención de distintos expertos en materia de seguridad. 
“Dividimos a la Ciudad de México en cuadrantes y habían tres elementos que eran los titulares del cuadrante, cada uno tenía un teléfono para que se comunicarán con ellos. En la actualidad ese modelo se perdió.  Y los relevan por un modelo donde se construyeron estaciones de policías debajo de los puentes; parecen peceras hay dos policías que ven pantallas, pero ellos no tienen capacidad (dicho por los propios policías) de mover o elegir la imagen que están viendo. 
Eso lo deciden en el C4 o C12, es decir es ver la programación que otro decide y no la que se necesita. Cinco personas más tienen tareas administrativas, alguien más está en la computadora. Estamos hablando de aproximadamente siete policías, dos policías más están cuidando el módulo, ya son nueve policías a lo largo del día. En tres turnos son 27 policías a los cuales los sacaron de algún lado para cuidar es estación”, explica. 
Y añade que si la idea era recuperar el espacio, posiblemente salió “carísimo hacerlo”. Y a su vez poco productivo, porque la población no buscará a sus elementos, por el contrario son ellos quienes deben realizar el monitoreo de las colonias. “Hay una contradicción porque cambiamos de un modelo de proximidad a uno en el que se espera que los ciudadanos vayan a la estación de policía a denunciar la posible comisión del delito. Nadie va asistir porque el servidor público, en este caso el policía, tiene que ir a la gente”.
Es por esto que el experto en seguridad pública comenta que de seguir colapsándose los cuatro factores expuestos y se mantienen sin atenderse a los jóvenes, mujeres, transporte, si no se consulta verdaderamente a la ciudadanía “y no tomamos decisiones juntos entonces va ser muy difícil que Miguel Angel Mancera en estos últimos meses de su mandato pueda dar marcha atrás a ese sentimiento que tiene la ciudadanía.
Fue el jefe de gobierno que llegó con el más alto nivel de credibilidad en la historia, le dejaron un gobierno muy alto, pero no tuvo la altura de miras para continuar gobernando una ciudad tan complicada. Me parece que ya no hay manera de recuperarse sería tarea del próximo jefe de gobierno”. puntualiza Sánchez Amaya.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv