En represión contra estudiantes de Tiripetío, oficiales disparaban y otros iban juntando casquillos para borrar evidencia: FLEPS

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(25 de junio, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- El pasado miércoles 21 de junio, en el contexto de una protesta por parte de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga, en Tiripetío, Michoacán, se desató un ataque violento en su contra por parte de la Policía Estatal de Michoacán.
De acuerdo a lo documentado en video y por diversos testimonios que han llegado al Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS), “los elementos policíacos estaban armados y dispararon con armas de fuego hacia la multitud, violando así diversas disposiciones internacionales y dejando a cinco jóvenes estudiantes heridos de bala, entre ellos a un menor de edad y a Gael Solorio Cruz, quien se encuentra herido de gravedad por una bala en la cara y en estado de coma inducido dentro de un hospital en Morelia”, de acuerdo al testimonio de su familia.
Por esto las organizaciones civiles que integran el FLEPS condenaron enérgicamente el uso excesivo de la fuerza contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga, mientras ejercían su derecho a la libre expresión. “Estos hechos deben ser investigados para que las personas que resulten responsables materiales e intelectuales, rindan cuentas ante la justicia”, señalaron.
“Desde el FLEPS identificamos un patrón preocupante en el modo de actuación gubernamental ante las demandas de los estudiantes normalistas en México, quienes se encuentran en una situación de vulnerabilidad estructural y violencia económica que enfrentan desde sus comunidades de origen y que se perpetúa en sus procesos formativos.
Dicha tendencia apunta hacia la criminalización y uso de la fuerza que se ejerce contra las y los estudiantes sin propiciar canales de diálogo para atender sus demandas. Es responsabilidad del estado de Michoacán brindar los canales adecuados que permitan colocar las demandas de quienes integran las escuelas normales del país, y en ningún caso usar armas letales en contra el libre ejercicio de la libertad de expresión”, denunciaron.
De acuerdo a FLEPS, desde hace meses atrás se tenía la demora de los pagos de las becas de alimentación para los 560 alumnos de la normal y de los depósitos de las becas para apoyo a prácticas (bapis) las cuales son para los alumnos de cuarto año que estuvieron en sus prácticas profesionales, así mismo meses antes se ha estado solicitando la forma para que se asignen los lugares de trabajo para los estudiantes egresados de las generaciones 2015 y 2016, así como la forma en la cual al egresar tengan un trabajo cuando terminen su carrera como licenciados en educación primaria.
A esto sumaron la petición de audiencias y mesas de trabajo a las secretarias de gobierno y de educación para ver otras peticiones y necesidades que como estudiantes tienen, “pero tal parece que a nuestros funcionarios les interesan más sus propósitos personales que las necesidades y problemáticas de sus estudiantes y comunidades”, señalan.
Es por esas desatenciones a dichas necesidades que decidieron activarse y hacer formas de presión para que se atendiera y solucionan dichas cuestiones. “En esos días las cosas estaban muy tensas por el alto hostigamiento policiaco que se tiene alrededor de la escuela y al interior de la comunidad”, se informa.
Cerca de las 11 de la mañana, los alumnos se presentaron a la secretaria de educación del estado para pedir se les diera una prórroga y así extender más los días de expedición de fichas de nuevo ingreso, pero estando en la Secretaría de Educación se les negó la atención y “solo recibimos una llamada del subsecretario en la cual nos dijo que la prórroga era negada y no se podía avanzar con esa petición, ya que la solicitud de la prorroga ya se había mandado a la parte federal y no se las habían aprobado”.
“Enseguida nos trasladamos a las instalaciones de la normal y dimos la información a la base estudiantil, pero la base estaba muy presionada por los tiempos muy cortos que teníamos y decidió hacer una actividad de presión para que la parte encargada nos diera salida a nuestra petición, pero su respuesta fue un operativo policial de al menos 200 policías estatales y federales.
Además del grupo de operaciones especiales (GOE), los que llegaron de una manera muy violenta y repentina, que llevaban el propósito de golpear y detener a cual más normalista se pudiera, en esta casería desatada por los policías logran la detención de un compañero a base de golpes y gas lacrimógeno, subido a la patrulla con número de identificación 3366 de la policía Michoacán”.
De acuerdo a los datos, en un primer momento se trató de dialogar e intercambiar la actividad por la liberación del estudiante detenido a lo que los elementos policiacos respondieron con toletazos, balas de goma, balas de pintura, y gas lacrimógeno (estos cartuchos de gas los utilizaban como proyectiles para dañar a los compañeros apuntando directamente).
Y de esta manera los policías negaron la opción de acuerdos mediante el diálogo, “mientras nosotros calmábamos a nuestra base para que no cayéramos en su juego y se hiciera la confrontación, estratégicamente los policías siguieron tirando y golpeando a los compañeros hasta que provocaron que la base empezara a defender su integridad personal y la de la normal, recibiendo como respuesta el accionar de armas de fuego por parte de efectivos policiacos, como esté documentado en videos tomados por los vecinos de la población de Tiripetío”.
Se señala que, a simple vista se veía como algunos oficiales tiraban y otros iban juntando los casquillos percutidos para borrar evidencia, es “con esta lluvia de balas como logran que nuestro compañero haya resultado con una bala en la cabeza y otros más heridos con balas de goma y otros más con los proyectiles de gas lacrimógeno”.
En el intento por salvar al estudiante se consigue una camioneta particular para llevarlo al doctor, y es por ese medio por el cual es trasladado al hospital para su revisión. “La represión no paraba, seguían llegando más policías a las instalaciones de la normal pero al no poder ingresar a la misma y verse en condiciones desfavorables, tuvieron que huir pero en su retroceso atraviesan un autobús de pasajeros el cual es incendiado por ellos mismos para su protección y así lograr replegarse”.
“Enseguida tratamos de ponernos en contacto con la Procuraduría de Justicia de Estado para preguntar sobre el compañero detenido horas atrás, pero la mala noticia fue que al compañero no lo localizaban y estaba en calidad de desaparecido, fue por esto que algunos compañeros nos trasladamos a la ciudad de Morelia para verificar la detención del compañero Julio Iván Tapia Gembe que había sido trasladado en la patrulla con matricula 3366 de la policía Michoacán, logrando su liberación horas más tarde.
Lamentablemente, hasta el día de hoy, el compañero Gael Solorio Cruz (herido de bala), continúa en un estado de salud grave”, se informa.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv