En México no siguieron el curso de los Panama Papers; “varios involucrados eran muy amigos del presidente”: Scott Bronstein

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(24 de junio, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- La hazaña periodística más grande de todos los tiempos, que reunió a más de 300 periodistas a nivel mundial para investigar sistemas financieros en donde se encontraron involucrados personajes famosos por tener en su poder gran cantidad de las riquezas que existen a nivel planetario, compiló lo que hoy conocemos como los Panama Papers.
Este año, dos de los periodistas mayormente involucrados en dicha investigación, Rita Vásquez y J. Scott Bronstein, miembros de La Prensa, único medio de Panamá involucrado en la investigación de los Panama Papers, crean una obra en la que dejando de lado números y temas financieros al estilo de un thriller policiaco, cuentan cómo se desarrolló y logro la operación periodística, que ha recibido el Premio Pulitzer 2017.
En Sociedades peligrosas. La historia detrás de los Panama Papers (Debate, 2017. Distribuido por Penguin Random House) podemos encontrar la parte humana de cómo se vivieron desapariciones, sabotajes y amenazas relacionadas con una investigación que será ya parte de la historia.
Rita Vásquez, señala a Revolución TRESPUNTOCERO que dada la gravedad de la información que se tenía y la gente poderosa que estaba involucrada, incluyendo a los abogados de la firma, “teníamos temor de ser descubiertos, de ser así esto hubiera acabado con un proyecto global.
Para nosotros fue una combinación entre ansiedad y nerviosismo porque a lo largo de los meses de investigación nos tocó vivir una doble vida yo soy abogada pero también periodista y todos los días habían datos nuevos, todo iba sumándose”.
Por lo que ambos coinciden en que 400 periodistas trabajando en secreto, esperando no ser descubiertos hizo aún más increíble el proyecto.
La periodista señala que la investigación fue complicado de digerir ya que el proyecto fue personal para ellos, más que para el resto de los periodistas. Asegura que hubo un encuentro con el abogado principalmente involucrado, un dato que es descrito al inicio del libro de una manera que el lector imaginará fácilmente las escenas.
Ella comenta que al ser el nombre Panama Pappers el disgusto de la población se intensificó. “Hubo mucho coraje por el nombre del proyecto y se tornó más personal contra nosotros. Nos acusaban de haber escogido el nombre lo cual no es cierto, nos acusaban de haber vendido el país.
Múltiples artes en redes sociales tenía que ver con nuestros nombres y escribían ‘¿Qué se siente destruir a tu país? o se hacían encuestas para saber qué hacer con nosotros. Esas encuestas incluían tirarnos de un puente o llevarnos a una isla a prisión o a una prisión de máxima seguridad; por eso es difícil que en el país donde vives el resto de la población te persiga y te ve así”, señala Rita.
En tanto J. Scott Bronstein, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO para algunos de sus compañeros periodistas dentro del proyecto fue mayormente difícil, citando el ejemplo de África o Rusia, donde les tocó investigar incluso a amigos de Putin, en tanto en México “dentro de los investigados habían narcotraficantes, sabiendo que en este país hay mucho más peligro para los periodistas que nosotros en Panamá”.

Foto: Emma Martínez / Revolución 3.0

Rita señala que no estuvieron de acuerdo con el nombre de la investigación, principalmente porque se perdería el propósito de ésta, ya que no se expondrían solamente las deficiencias del sistema financiero de un solo país, sino a nivel internacional, que necesitaban ser corregidas en todo el planeta.
“Porque si solamente se denuncian algunos países y otros no, entonces la gente va seguir haciendo las cosas mal en todo el mundo y no se soluciona el problema. Creemos que al hacer esto no solamente debíamos enfocarnos en un solo país.
La mayoría de los clientes no eran solamente de Panamá, cuando vimos que el sistema financiero que se utiliza es más europeo que panameño y que las sociedades estaban incorporadas en las islas vírgenes y no en Panamá, realmente fue un cúmulo de cosas que no se había logrado dimensionar, no era solamente un país”.
Bronstein, añade que en el caso de México, existen casi 300 personas involucradas en los Panama Papers, y la situación tuvo gran impacto y fue un éxito del periodismo, ya que “pusieron mucho empeño en explicar al pueblo cuál era el problema”.
Sin embargo, señala, “las autoridades no siguieron el curso de los Panama Papers y para mí la razón fue que los involucrados eran muy amigos del presidente. Personas con mucho poder y el sistema de autoridades en México no tienen la capacidad para resolver este tipo de problemas.
En casos financieros y de bancos, México no tiene expertos para darle seguimiento a este tipo de casos, este tipo de problema también sucedió en otros países, por eso era difícil obtener justicia”.
“En caso de Panamá hay varias investigaciones abiertas y esto se da porque el ministerio público de Panamá se hace de la base de datos de la firma, entonces nosotros cuestionamos y es parte del análisis que está dentro del libro en un lenguaje amigable, porque si una base de datos está en posesión del ministerio público, por qué no sé llegar a acuerdos, es un caso de tema internacional que sin colaboración no hubiera funcionado”, indica Rita.
Y menciona que para dar mayor resultado a dicha investigación se debió trasladar el modelo de colaboración periodística a los sistemas judiciales. “Es imprescindible para lograr condenas en todos los países”.
También menciona la periodista, que el libro fue un proyecto “que nos hizo revivir muchas cosas, había capítulos en los que al escribir y agregar otros elementos me hicieron llorar porque recordé cada uno de esos momentos que me tocaron vivir al momento de la publicación y después.
Me hicieron sentir muy mal porque en el fondo se siente como Panamá es tan pequeño y toda gente te conoce y cómo puedes pensar que hay gente capaz de hacer este tipo de cosas. Decepcionó pero al final nuestro fin primordial era dejar en claro las cosas para que otras personas entendieran todo esto que te estábamos diciendo; el libro está escrito en forma de thriller y por eso no quieres dejar de saber realmente a dónde te lleva”.
Es así como Sociedades peligrosas. La historia detrás de los Panama Papers, ayudan a entender el factor humano de la investigación y también a entender cómo este problema afecta a un abogado, a un periodista, a un maestro o a un taxista. “Que se sepa como gente que no paga impuestos o esconde dinero del narcotráfico me afecta”, dice Rita.
Quien menciona que uno de los mayores problemas a los que se enfrentó fue saber que en aquella base de datos se encontraba incluido uno de sus mejores amigos, “gente con la que compartí muchísimas cosas y es por eso que tratas con un poco más de responsabilidad la información, aunque sepas que tienes la nota periodística”.
J. Scott Bronstein, indica que a principio se le hizo un proyecto “aburrido” pero dejo de verlo así, cuando vio involucrado también a Leo Messi, lo que hizo que le despertara la curiosidad y fue así como comenzó a involucrarse e investigar más profundamente.
Sobre la presentación del libro, él menciona que han decidido iniciar en México, y han tenido un gran recibimiento “porque hemos visto solamente a periodistas, no creo que sea la misma situación si nos encontramos con el presidente o algunos de los que están dentro de los Panama Pappers”, indica.
Sobre la problemática del espionaje que vive hoy el país, Rita indica que “los periodistas de México son muy valientes porque trabajan en condiciones únicas, la mayoría de los que estamos en el resto del mundo no trabajamos en esas mismas condiciones de riesgo y del peligro, por eso es valiosísima la labor que hacen, pero necesitan el apoyo de la población, de lo contrario será difícil”, indica.
En tanto, J. Scott Bronstein, indica que en Panamá todavía no existe el querer callar la voz de quienes cuestionan el poder, y además, se indica, “nosotros no tenemos el tema del narcotráfico como lo tienen ustedes”.
Él también señala que para que se erradique la violencia contra los periodistas en México y además se logre respetar sus derechos humanos, a fin que las cosas para los periodistas en México sean distintas, se necesita un cambio. “Debe existir un cambio para el país”, indica.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv