Empresa proveedora del programa de espionaje Pegasus está vinculada al gobierno de Peña Nieto

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!


De acuerdo con Carmen Aristegui, el espionaje realizado a periodistas y activistas, se realizó mediante un programa que compró el gobierno mexicano para intervenir los teléfonos de periodistas y activistas.

Balam Seguridad Privada S.A de C.V es la principal empresa proveedora del gobierno federal en sistemas de inteligencia y seguridad, la cual fue fundada por dos jóvenes empresarios, que lograron una exitosa estrategia comercial.

Rodrigo Ruiz Treviño, fue la persona encargada de abrir las puertas de las agencias de seguridad nacional, debido a que es sobrino de Guillermo Ruiz de Teresa, amigo cercano del priista Emilio Gamboa Patrón quien es coordinador de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Dicha empresa, vendió al gobierno mexicano el polémico software Pegasus, que tiene como objetivo infectar teléfonos celulares a través de mensajes de texto para tomar el control del dispositivo, incluido su micrófono y su cámara.

En julio del 2015, Proceso dio a conocer que Balam y su filial Grupo Tech Bull, proporcionaron a diversas agencias de seguridad mexicana material de intercepción, además de un centro de mando realizado por Ebit, compañía de Defensa de Israel

“Las agencias receptoras pertenecían a la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Policía Federal, así como “una gran cantidad de procuradurías, incluídas la del Estado de México” se dio a conocer en la investigación.

Asimismo, se indicó que a principios de ese mismo año Ruiz Treviño y Zanzuri quisieron crear dos fideicomisos: uno en Nueva Zelanda y otro en Holanda, para evadir sus obligaciones fiscales y mover cuentas abiertas en Suiza, pues en caso de que la autoridades investigaran, sólo aparecerían como directores de los fideicomisos empleados de Mossack Fonseca en Nueva Zelanda.

Además, dos años antes, crearon una firma llamada Orion Trust, la misma oficina puesta al servicio de Juan Armando Hinojosa Cantú, el constructor de la Casa Blanca de Lomas de Chapultepec de Angélica Rivera y Enrique Peña Nieto.

Fue a finales del 2014, que un empleado de Balam, se puso en contacto con la empresa italiana Hacking Team, una firma rival de NSO en el desarrollo de programas espías para gobiernos, para informarle que Balam Security representaba “una gran cantidad de empresas israelíes porque uno de los propietarios, Asaf Zanzuri, es de Israel”.

De acuerdo con los archivos que publicó WikiLeaks en julio del 2015, Ruiz Treviño era el enlace de la empresa con agencias del gobierno mexicano. Un correo electrónico con fecha del 29 de noviembre del 2014, un intermediario israelí presentó a Ruiz Treviño como “uno de los mayores jugadores hoy en el campo de las soluciones de inteligencia en México”, e informó que era el principal negociador con la PGR, entonces a cargo de Jesús Murillo Karam.

El diario de Reforma, informó el miércoles 21, que tras una serie de problemas Balam finalmente pudo vender Pegasus a la PGR, con un presupuesto asignado de 148.5 millones de pesos que pudo ser mayor.

Fue en septiembre del 2016, que The New York Times dio a conocer que el gobierno mexicano había pagado 15 millones de dólares en 2014 por el sistema de espionaje, equivalente a 202 millones de pesos, al tipo de cambio de entonces.

A su vez en los correos de Hacking Team filtrados por WikiLeaks, Ruiz Treviño también intervino en la negociación para proporcionar equipos de seguridad a diferentes estados de la República como el Estado de México, Chiapas, Baja California, Puebla y Michoacán, aunque no se precisa si las ventas se concretaron.

Entre los personajes espiados por Peña Nieto, que fueron identificados por el artículo del New York Times se encuentra Juan Pardiñas, director ejecutivo del Instituto Mexicano para la Competitividad; la periodista Carmen Aristegui y su hijo adolescente, Emilio; Mario E. Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y representante de los padres de los 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala Guerrero en septiembre de 2014.

A su vez Santiago Aguirre, abogado representante de los familiares de los 43 normalistas; la abogada estadunidense Stephanie E. Brewer, representantes de las personas que participaron en las protestas de San Salvador Atenco, Estado de México, y que fueron víctimas de ataque sexual cuando estuvieron encarceladas, así como el conductor del programa de noticias Carlos Loret.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv