Vemos a diario sufrimiento de población que no tiene para comprar medicamentos: enfermera en huelga de hambre

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Son ya 23 días de ayuno que han mantenido un grupo de enfermeras en el plantón  instalado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Este acto de resistencia es el segundo, después que en abril pasado iniciaran la primera etapa denunciando un fraude en el sector salud por más de 700 millones de pesos, así como el desabasto de medicamentos, material de curación y aparatos necesarios para brindar atención a la población. Y en muchos casos determinante para salvar sus vidas o verlos morir.
De acuerdo a las declaraciones aportadas a Revolución TRESPUNTOCERO, por parte de María de Jesús Espinosa de los santos, enfermera quien forma parte de este movimiento de resistencia. El estado de sus compañeras comienza a complicarse .
Dos de ellas, María Cielo y Gabriela han ingresado en los últimos días a terapia intensiva, derivado de los estragos de no alimentarse en más de 20 días. En el caso de Rosa, una enfermera más en resistencia, comienza a agravarse, ya que a decir por Espinosa, “ha comenzado con un sangrado de tubo digestivo bajo, este lunes por la noche”. 
“También está haciendo demasiado calor, por lo que se está acentuando la deshidratación; por ahora ellas todavía toleran la vía oral y es a través de esta forma que se están hidratando, pero no sabemos qué pase después”, añade.
Durante esta segunda etapa, el gobierno se ha abierto a la instalación del dialogo en dos ocasiones, sin embargo, pese a que se dio inicio las conversaciones este domingo, de inmediato los representantes estatales decidieron que se tomarían un receso. Para retomar las conversaciones el lunes pasado pero esto no sucedió.
Fue hasta este martes pasado el medio día que volvieron a sentarse a hablar sobre la problemática sin llegar a ningún resultado favorable y contundente, Esto aún cuando hay personas que podrían perder la vida derivado de las acciones de resistencia. 
“Las principales exigencias que hemos expuesto desde el 24 de enero no se ha descubierto. Pedimos el abastecimiento de medicamentos y material en los hospitales, centros de salud y casas de salud. Exigimos esto porque con eso trabajamos, esas son nuestras herramientas. 
Vemos a diario sufrimiento de la población que no tiene para comprarlo también vemos cómo se incrementan las complicaciones de salud por no continuar un tratamiento de manera permanente”, señala Espinosa.
Quien agrega que también exigen la reintegración de sus recursos económicos que señala han sido retenidos desde el 2011 a la fecha. “Esas son las grandes causas por las cuales emprendimos la huelga de hambre”. Pero aun cuando las enfermeras han llegado graves al hospital el gobernador sigue sin tener un acercamiento directo con ellas, ni siquiera un pronunciamiento. 
“En esta clase política no existe ni una pizca de sensibilidad humana porque si la hubiera eso los movería. Nosotros pedimos un dinero que ya llegó al estado no pedimos que nos aumenten salarios tampoco que nos aumente un aguinaldo. Estamos pidiendo lo que nos han venido reteniendo de manera puntual y que ha provocado alteraciones económicas en nuestras familias. 
El dinero es mucho. Nada más por falta de pagos asciende a un monto de más de 700 millones de pesos, sin considerar intereses de esta mala acción por parte del secretario de salud”, declara.
Espinosa afirma que la actitud de Velasco Coello durante las negociaciones ha sido irresponsable. Ya que se discute la realidad en la mesa de diálogo, pero fuera frente a la población y los medios “inicia una campaña de mentiras”. Asegura que en abril pasado se acordó, por medio de una minuta, que el 21 de abril se concluiría el pago, pero “le mintieron a los trabajadores y le mintieron al pueblo de Chiapas. 
Sobre el abastecimiento de medicamentos dijeron que entre el ocho y 10 de mayo quedaría completo, lo cual es una mentira. En muchos hospitales el material desechable se estaba rehusando Y eso como médicos y enfermeras sabemos que es un gran riesgo de infecciones”, denuncia. 
A su vez menciona que, a la llegada del secretario de Salud, José Narro, a Chiapas la semana pasada, “Velasco Coello se limitó a decir que los trabajadores ya habían tenido acercamiento con el gobierno y que la solución ya se estaba dando. 
Esas son las únicas palabras que dedicó al movimiento. Lo cual es mentira porque si esto hubiera sido cierto ya hubiera abasto de medicamentos en los hospitales. Con decir que no hay vacunas y ya próximamente viene la campaña Nacional de vacunación”, dice Espinosa. 
Durante los cinco años de Velasco Coello como gobernador de Chiapas, la salud del estado ha sido una de las principales “acciones” que ha presumido en distintas ocasiones, “sin embargo lo que dicho está fuera de la realidad. Solamente se ha dedicado a presumir lo que no hay”, afirma la enfermera. 
Quien como ejemplo señala que durante la visita de Narro a Chiapas se inauguró un helicóptero ambulancia, “es una burla si no hay ni siquiera gasolina para las ambulancias.
Si un paciente se tiene que trasladar de un hospital a otro que se encuentra a larga distancia para que se le continúe su tratamiento, es el paciente quien tiene que pagar la gasolina. Este gobierno ha llegado al estado para lesionarlo más. Cuando el pueblo votó por ellos lo hizo con la esperanza de tener una vida mejor y no de recibir golpes como ahora se parece”, puntualiza. 
Cabe señalar, comenta, que el propio gobierno también ha intentado de manera incansable desprestigiar nuestro movimiento y de politizarlo. Sin embargo no necesitamos muchos argumentos para decir que somos testigos de las carencias, hemos comprobado que ellos no han hecho el depósito para que disminuya la deuda de los trabajadores, informa Espinosa.
El caso más reciente al que se enfrentaron sucedió este lunes, cuando una madre visitó el campamento para comentarles que está por vender su casa, ante la necesidad de obtener medicamentos para su hija (una niña), quien se encuentra en terapia intensiva y el hospital no tiene medicamento alguno. En un estado donde el gobernador presume el abasto de hospitales y clínicas.
“Muchos de los pacientes han declarado que son ellos quienes tienen que comprar los medicamentos y el material de curación. Da tristeza porque como enfermeras somos las primeras que recibimos la tristeza y la angustia de las personas que acude a los centros de salud y los hospitales”, puntualiza Espinosa.
Quien asegura que continuarán con la huelga de hambre, ya se planea la suma de otras enfermeras de no conseguir respuestas contundentes por parte del gobierno del estado. 

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero