Indígena de 13 años es ejecutado en población hostigada por paramilitares; responsabilizan a gobierno de EPN

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(02 de marzo, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- Humberto Morales Sántiz tenía 13 años. Vivía en el municipio El Carrizal, una de las zonas indígenas chiapanecas mayormente hostigadas por grupos paramilitares de acuerdo a las denuncias de la población.
El 28 de febrero pasado aproximadamente a las 14 horas, Humberto se dirigía en dirección a las tierras de labranza para después caminar por los alrededores a fin de abastecerse de leña, que es el combustible para uso doméstico en la preparación de sus alimentos.
Sin embargo, después de algunas horas de retraso, los padres del adolescente salieron en su búsqueda aproximadamente a las 17 horas, acompañados de uno de los miembros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), al cual pertenece la familia.
Fue aproximadamente que a las 20 horas, después de una búsqueda colectiva cuando encontraron al adolescente sin vida a un costado de la leña con un impacto de bala en la cabeza. De acuerdo a los datos aportados a Revolución TRESPUNTOCERO, “mientras se buscaba al compañero, los policías ubicados ilegalmente en las tierras de El Carrizal realizaban movimientos en ese lugar y mantuvieron prendidas sus torretas”.
El FNLS, dio a conocer que es “el gobierno federal es el responsable del asesinato del compañero, joven y estudiante Humberto Morales Sántiz del ejido El Carrizal. Por lo que denunciamos y repudiamos el asesinato del adolescente de 13 años de edad, estudiante del primer grado de secundaria, en el municipio de Ocosingo, Chiapas”.
Además señalaron que “la ejecución del artero crimen se realizó mediante el mando único, ubicado en el campamento policíaco-militar y paramilitar que ha hostigado e intentado masacrar a los compañeros”.
Cabe resaltar que, el FNLS ha denunciado en ya varias ocasiones el hostigamiento policíaco-militar contra las comunidades organizadas que pertenecen a dicha organización social, con presencia a nivel nacional, puntualmente en Chiapas en la región de Ocosingo y Altamirano.
“El gobierno federal y sus estructuras han actuado con omisión, dilación, impunidad e indolencia ante las denuncias por intentos de desaparición forzada, asesinato político, detenciones arbitrarias. Por lo que señalamos que éste es el único responsable de las agresiones y crímenes contra nosotros”.
A su vez resaltan “ejemplos de los crímenes de Estado cometidos recientemente contra el ejido El Carrizal”: Semanas previas a este acto criminal, los paramilitares realizaron actos de provocación como prender fogatas y hacer sonar sus machetes en la puerta que da entrada el ejido ubicado a un kilómetro del poblado, denunciaron.
“En el ejido El Carrizal, el 11 de agosto intentaron masacrar a los compañeros, fecha en que el Estado recrudece el hostigamiento al establecer la presencia del mando único de manera ilegal en las tierras de El Carrizal. El 9 de agosto, intentan detener y desaparecer a la compañera María Sántiz López, hermana del compañero Héctor Sántiz López asesinado el 29 de septiembre de 2015”, señalan.
Tomando lo anterior como “ejemplos de la represión como política de Estado, la cual se ha ejecutado contra nuestro proyecto político y contra el conjunto del movimiento popular en el país”.
Ante el hecho violento, el Comité de Derechos Humanos de las Huastecas y Sierra Oriental, integrante de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos, CODHHSO-ReNDDH, condenó el asesinato en contra del estudiante Humberto Morales Sántiz. Calificando al hecho como “la representación de una grave violación a los derechos humanos, el derecho a la vida”.
La comunidad de donde era originario Humberto es miembro del FNLS, organización que se ha mantenido en constante lucha por la defensa de las “víctimas del terrorismo de Estado”. El CODHHSO-ReNDDH, también señala que “en esta entidad federativa en los últimos años se ha agudizado la represión, desde intentos de ejecución, ejecuciones extrajudiciales, armar expedientes incriminatorios, intentos de detensión-desaparición y la desaparición de manera forzada de Fidencio Gomez Sántiz y hoy el asesinato de Humberto Morales Sántiz.
Crímenes de lesa humanidad que se cometen por el simple hecho de organizarse y luchar por mejores condiciones de vida del pueblo trabajador, derechos que están estipulados en la constitución mexicana, así como en los diferentes tratados y declaraciones internacionales”.
A su vez señalan que este hecho violento, “demuestra la magnitud con que el gobierno mexicano quiere callar y acabar con todo esfuerzo organizativo del pueblo. Por lo que exigimos justicia y castigo a los responsables materiales e intelectuales del asesinato del compañero Humberto Morales Sántiz.
Además del retiro inmediato del campamento policíaco-militar y paramilitar de las tierras del ejido El Carrizal. Y la oresentación con vida del compañero Fidencio Gómez Sántiz y justicia por el asesinato del compañero Héctor Sántiz López”.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero