Arsia Mons, el volcán marciano que escupió lava cuando en la Tierra había dinosaurios

Mide nueve kilómetros de altura y estuvo activo hace solo 50 millones de años, un suspiro en la escala geológica del tiempo.
Arsia Mons, el volcán marciano que escupió lava cuando en la Tierra había dinosaurios
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
En la actualidad, Marte parece un planeta totalmente muerto. Sus profundos cañones solo son recorridos por el polvo, y sus inmensos volcanes, entre ellos el mayor volcán del Sistema Solar, Olympus Mons, permanecen en silencio. Pero no siempre fue así.
Una reciente investigación de la NASA sugiere que un volcán marciano de nueve kilómetros de altura, Arsia Mons, estuvo escupiendo lava hace apenas 50 millones de años, un suspiro en la escala del tiempo geológico, y justo en el momento en que los dinosaurios y otras muchas especies se estaban extinguiendo en la Tierra. Los resultados han sido presentados recientemente en la «Lunar and Planetary Science Conference» que se está celebrando en Texas, Estados Unidos, y además se han publicado en «Earth and Planetary Science Letters».
«Estimamos que el pico de actividad de Arsia Mons probablemente ocurrió hace unos 150 millones de años, durante el final del período Jurásico en la Tierra, y que después se apagó al mismo tiempo que desaparecieron los dinosaurios en la Tierra», ha explicado en un comunicado de la NASA Jacob Richardson, investigador en el «Goddard Space Flight Center», en Maryland (Estados Unidos). «Sin embargo, es posible que las últimas chimeneas hayan estado activas en los últimos 50 millones de años, lo que es realmente reciente en términos geológicos», ha añadido.



Extensión del Monte Olimpo, un volcán marciano. Marte tuvo una intensa actividad volcánica en el pasado– NASA

Arsia Mons es el volcán más meridional de un trío de volcanes escudo a los que se conoce como Tharsis Montes. Están situados cerca del ecuador, y se formaron lentamente a lo largo de miles de millones de años.
Aún se desconoce con exactitud cómo fue el ciclo vital de esta formaciones geológicas. Pero se sospecha que las últimas erupciones ocurrieron en la caldera de Arsia Mons, una profunda depresión de 110 kilómetros de largo, en la que se han encontrado 29 chimeneas volcánicas.
Los últimos datos recogidos, basados en imágenes de alta resolución obtenidas por la sonda «Mars Reconnaissance Orbiter», de la NASA, sugieren que este volcán generó una corriente de lava cada uno a tres millones de años al final de su vida.
Los investigadores estudiaron la estructura, la distribución y la edad de las corrientes de lava que se generaron en las 29 chimeneas. Gracias a un nuevo modelo de ordenador, pudieron reconstruir la dinámica de toda la caldera. Así concluyeron que la primera erupción ocurrió hace 200 millones de años, y que las más reciente pasó hace entre 90 a 50 millones de años.

El convulso pasado de Marte

Además de esto, el modelo sugirió que las erupciones produjeron un volumen moderado de lava y que lo hicieron lentamente. «Esto es como un grifo pequeño y con fugas expulsando lava. Arsia Mons creó una chimenea volcánica cada uno o tres millones de años, cuando en zonas similares de la Tierra habría pasado cada 10.000 años», ha dicho Richardson.
Gracias a este tipo de investigaciones, se puede entender mejor la estructura interior de Marte y reconstruir su pasado. «Los volcanes de Marte muestran evidencias de una actividad mucho más larga que los de la Tierra, pero también que su forma de producir magma es muy diferente», ha explicado Jacob Bleacher, coautor del estudio y también investigador en el «Goddard Space Flight Center». «Este estudio nos da otra pista sobre cómo finalizó la actividad de Arsia Mons y el enorme volcán se quedó callado».
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero