lunes, 13 de febrero de 2017

Organizaciones de transporte piden a gobierno de la CDMX aumentar tarifas “urgentemente”; pasajes podrían costar hasta 10 pesos

Captura de pantalla 2017-02-13 a la(s) 15.30.37
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Este lunes en la Ciudad de México, un total de 52 organizaciones de microbuses, corredores viales y Metrobús conformaron un frente para exigir a las autoridades capitalinas un incremento “urgente” a su tarifa de 3 y 4 pesos, y de 2 pesos en el pago por kilómetro recorrido, respectivamente.
Durante una conferencia de prensa Nicolás Vázquez Figueroa, de Nuevo Milenio e integrante de la línea 2 del Metrobús, señaló que este ajuste de 75 y 70%, en el caso de los dos primeros servicios permitiría “apenas” hacer frente al aumento de los costos de operación.
La posibilidad de otra alza en los combustibles “colapsaría al sector, corriéndose el riesgo de dejar sin servicio a nuestros usuarios, por la imposibilidad de adquirir los insumos necesarios para seguirlo prestando”.
Además de cancelar la posibilidad de sustituir las miles de unidades viejas, que carecen de un mantenimiento adecuado, lo que en algunas ocasiones ha derivado en accidentes, lo cual “no se resolverá con el otorgamiento de estímulos fiscales, que no representan ni 20 por ciento de los incrementos anuales en los gastos de operación del servicio”, afirmó.
José Luis Tenorio, representante de ruta 18 y la empresa Antena-Rosario, que participa en la línea 6 del Metrobús, señaló que la aplicación de una “tarifa política” ha llevado a la carcachización del sector, con el consiguiente riesgo para los usuarios.
Hoy se tiene la tarifa más baja de todo el país, pues subsidiamos el 80 por ciento de cada viaje, mientras las autoridades capitalinas actualizan los costos de la expedición de la licencia, cobros de multa y tenencia, entre otros; y subsidio otros servicios de transporte, explicaron.
La autorización de cinco incrementos en 20 años, siendo el último de un peso en 2013, ha colocado en “grave riesgo” a estos servicios, ante las alzas en los insumos para la prestación del servicio, que oscilan entre el 24 y 63 por ciento, de ese año a la fecha, indicó.
En la reunión que se tendrá este miércoles con el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, se le presentará esta propuesta de aumento de tres pesos en micros, combis y autobuses, que de autorizarse pasaría de 4 a 7 el pago mínimo, según los kilómetros recorridos, explicaron.
En corredores viales, como Reforma, Periférico, Revolución o Circuito Interior, entre otros, se propondrá un alza de cuatro pesos, con lo que el pasaje pasaría de 5.50 a 9.50 y de 6 a 10 pesos para el servicio ejecutivo que se tiene en el primer caso.
Para Metrobús se planteará un aumento de 2 pesos, equivalente al 30 por ciento, en el pago por kilómetro recorrido, que tendría que cubrir el organismo descentralizado, no el pasajero. También demandarán la unificación de tarifas, pues existe una diferencia de 7.03 pesos entre la más alta entregada en la línea 1 de Insurgentes con 39 pesos contra las más baja de la línea 5 de Eduardo Molina con 31.97.
Dicha situación, argumentó Armando Alejo, de la ruta 110 y la empresa de Metrobús C4, se debe a que “debemos subsidiar la operación de la línea 4, que va de San Lázaro a Buenavista y de la Terminal Aérea a Buenavista, que no ha sido rentable.
Comentaron que el director del Metrobús, Guillermo Calderón, está consciente de esta situación, que “nos puede llevar a un déficit en la prestación del servicios, por el incremento en los combustibles, que ha significado un gasto de 150 millones de pesos, sin considerar el alza en refacciones”.
Francisco Carrasco, del Bloque de Agrupaciones de Rutas y Taxis; Enrique Aguilar, de la ruta 42; y Martín Ortiz, de la ruta 27 y de la línea 4 del Metrobús, reconocieron que existe el riesgo de “dejar las unidades varadas, porque no tenemos forma de pagar la operación de las mismas, en los diferentes modos de transporte”.
Las autoridades, aseguraron, “han estirado la liga y puede romperse afectando a miles de usuarios, el programa de sustitución de unidades y creación de corredores y líneas de Metrobús, porque no hay dinero para hacer frente a la compra de nuevas unidades”.
Además de que “demostraría el fracaso de estos últimos servicios, pues entrarle significa la pérdida por lo menos del 60 por ciento de los ingresos que hoy se reciben en la operación de un micro. No hay nadie que diga que está bien, pues muchos están refinanciando la deuda de su vehículo o han caído en cartera vencida”, coincidieron en señalar.
Mencionaron que, “de seguirse alargando las negociaciones con las autoridades en torno a un alza a la tarifa, los únicos perjudicados serán los usuarios, porque dejaremos de sacar todo nuestro parque vehicular, pues no habrá forma de pagar los costos de operación”.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero