martes, 17 de enero de 2017

Pese a estar fuera del caso Ayotzinapa, SEIDO tenía el control de la investigación, incluso con micrófonos ocultos: Beristain

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Carlos Beristain, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), por medio de un libro, señala que la PGR mira hacia otro lado.
“En el caso Iguala, la Procuraduría General de la República (PGR) mira para otro lado sobre la hipótesis del quinto autobús cargado de droga”, afirma Carlos Beristain.
En su libro “El tiempo de Ayotzinapa”, que se presenta este martes, el médico español refrenda los puntos más importantes expuestos por el GIEI en sus dos informes, pero narra también complicaciones que tuvieron con la autoridad.
Acusa, por ejemplo, que a pesar de que la PGR se comprometió a solicitar la cooperación de Estados Unidos para indagar más sobre el corredor de tráfico de heroína Iguala-Chicago, la petición correcta se envió poco antes de que el mandato del Grupo concluyera.
“Informantes siempre bien informados nos dicen en voz baja que un cargamento salía en ese tiempo, con puntualidad industrial, cada semana. La fuente es confiable y, en la información, lo de industrial es el detalle que le da credibilidad”, asegura Beristain.
Detalla también cómo le mostraron al Fiscal del caso que las declaraciones de los detenidos eran contradictorias sobre la “verdad histórica”, y semanas después presentaron a otro criminal, cuyo testimonio llenaba esos vacíos.
Otra fuente, con la que se reunió, le aseguró que la SEIDO seguía con el control de la investigación, incluso con micrófonos ocultos, después que un acuerdo ante la CIDH los dejara fuera del caso.
En su libro, Beristain sostiene que la entonces Procuradora Arely Gómez fue engañada sobre la supuesta identificación de Jhosivani de la Cruz por la Universidad de Innsbruck. “La Procuradora se entera después que alguien le engañó con una información que anunció y no era cierta”, sentencia.
También afirma que los normalistas que murieron aquella noche, Julio César Ramírez y Daniel Solís, recibieron disparos a quemarropa, según las autopsias, un delito que no se investiga en el caso, como la tortura que sufrió uno de ellos.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero