jueves, 1 de diciembre de 2016

Oaxaca: Cué deja a Murat “un estado colapsado”

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
El priísta Alejandro Murat Hinojosa acusó recibo de “un estado colapsado”, al asumir la gubernatura de Oaxaca, y de inmediato hizo un llamado a la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación para instalar de inmediato una mesa de diálogo con su administración para encausar el conflicto educativo y darle una solución mediante el diálogo. Su antecesor, Gabino Cué Monteagudo, se va llevando sobre sus hombros la masacre de Nochixtlán, la cual ocurrió mientras él estaba en una fiesta. Al respecto, la autoridad federal afirmó será esta semana cuando se tenga frente al juez los responsables de estos crímenes. Aunque también deja una deuda histórica elevada en 185 por ciento, calculada hasta el año pasado en más de 13 mil 175 millones de pesos, y un posible daño patrimonial al estado por 10 millones 602 mil pesos por manejo irregular de recursos, detectado por la Auditoría Superior de la Federación.
Tras su paso por la administración estatal deja una estela de pobreza, con más de 2 millones 660 mil oaxaqueños en la miseria; de violaciones a derechos humanos, de un descontrol del conflicto magisterial a partir del cual explotó la tragedia de Nochixtlán, y algunos episodios de corrupción, acusaciones por presunto desvío de recursos, inseguridad, violencia generalizada, feminicidios y obras estatales inconclusas.
El primer gobernador oaxaqueño surgido de las filas de la oposición al PRI presentó un plan de infraestructura de 50 mil 944 millones de pesos para 13 megaproyectos. Entre éstos se incluían la construcción de una presa generadora de electricidad, dos unidades deportivas en la capital, un penal de máxima seguridad, un centro de convenciones y varias supercarreteras. Pero este año, la compañía ICA abandonó los proyectos de carreteras en el Istmo y se declaró en bancarrota y dejo la obra inconclusa al 50%. Otro proyecto cancelado fue el de agua potable Paso Ancho, que estaría a unos 100 kilómetros de la capital y requería 3 mil millones de pesos de inversión. La obra fue cancelada de manera definitiva tras un conflicto agrario y por violar normas ambientales. Varias obras fueron iniciadas, concluidas e inauguradas pero aún no se han puesto en funcionamiento, como el caso del Centro de Reinserción Social de Mediana Seguridad de Tanivet, Tlacolula de Matamoros y el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO).
Por la forma en que han ido disminuyendo los recursos económicos en Oaxaca, seguramente Murat tiene presente: “cuando la leche es poca, al niño le toca”.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero