martes, 13 de diciembre de 2016

EPN, como Calderón, denomina su gobierno como el del empleo; pero hay millones sin trabajo o trabajo sin calidad y mal pagado

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
En 2012, para finalizar el sexenio de Felipe Calderón, en México más de 8 millones de personas padecían desempleo, de acuerdo con información del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la UNAM. Agregando que con los desempleados se podría llenar el Estadio Azteca 53 veces.
En tanto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizaba 2 millones 437 mil 409 personas “desocupadas” en México. Sin embargo, el CAM contó con otra cifra muy superior, llegando a los 8 millones 710 mil 108 las personas con interés en trabajar que no encuentran empleo.
Además, en su momento en CAM reveló que el gobierno federal ocultó al 72% de la población desempleada, y dicho sea de paso no contempló a quienes sufrían una situación crónica de desempleo.
Aún con esto, Felipe Calderón se había hecho calificar “el presidente del empleo”, resultado de una metodología inadecuada usada por el Inegi. Sobre el tema Luis Lozano Arredondo, miembro de dicho Centro, explicó que “fue a partir del panismo que el Inegi evadió la metodología internacional para hacer cálculos de empleo y desempleo”.
El ecónomo también mencionó que en 2005 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) le pidió al gobierno mexicano homologar la metodología del desempleo de acuerdo con los criterios internacionales.
“El rector de estadísticas de la OCDE le mandó un oficio a Gilberto Calvillo Vives, entonces director del Inegi, donde le decía que revisara la metodología para el cálculo del desempleo”, dio a conocer una investigación de Contralínea.
La consecuencia del desacato, argumentó, “México presenta una tasa menor de desempleo que nueve de los 11 países miembros de la OCDE, entre los que se encuentran Canadá, Francia, Alemania, Grecia y España”.
Ante ello, “los investigadores del CAM aseguran que las cifras que arroja el Inegi han sido utilizadas políticamente por Felipe Calderón, quien hasta asegura que durante su gestión se ha superado el récord en la generación de empleos”, se señaló.
En una de sus últimas afirmaciones, Felipe Calderón, durante su visita a la presa La Yesca, en marzo de 2012, dijo: “El año pasado generamos casi 600 mil nuevos empleos; ahora en dos meses llevamos 181 mil, lo cual es una buena noticia que refleja no sólo la recuperación económica del país, sino lo más importante, que hay empleos formales para los mexicanos”.
Sin embargo, los autores del documento aseguraron que “la tasa de desocupación no corresponde con la tasa de desempleo, la cual se ha agudizando desde que en diciembre de 2006 Felipe Calderón asumió la Presidencia de la República, al pasar del 12.7% a la cifra más alta que alcanzó: el 16.4%.
Mientras, el Inegi reportó, de 2006 a 2011, como tasa de desocupación, un rango del 3.5% al 6.2%, lo que muestra una diferencia de al menos 10 puntos porcentuales entre ambas mediciones”, se declaró.
Por lo tanto, para finales del sexenio, el que se decía “el presidente del empleo”, principalmente durante su campaña política, se convirtió en el “presidente antiobrerista”. Siendo cuestionado por expertos, quienes aseguraron que “en los hechos, sus políticas en la materia se enfocaron a la destrucción de fuentes de trabajo y a la aniquilación de las conquistas laborales”.
Ya que, “las políticas del mandatario fomentaron la subordinación institucional a los intereses de un puñado de particulares, debilitaron el mercado interno y contribuyeron a la pauperización de los trabajadores”.
Las anteriores, como conclusiones que formaron parte de un diagnóstico realizado por el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal) según el cual “el gobierno calderonista consolidó tendencias originadas en la administración de Vicente Fox y terminó por configurar una ‘docena trágica’ de años para los trabajadores”.
Durante este sexenio, con el PRI a la cabeza de la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, copia el mismo calificativo propagandístico, y se autonombra “el gobierno del empleo”. Esto, porque, según él, “en ninguna otra administración se ha logrado generar un millón de empleo en tan sólo un año”.
Lo anterior, lo mencionó durante el lanzamiento de la Cita Médica Digital del IMSS; “de enero a noviembre que es el dato a dar, estamos alcanzado por primera vez en la historia de nuestro país, un millón de empleos generados en lo que va de este año y auténticamente este sea convertido el gobierno del empleo. Ningún otro gobierno ha logrado generar los empleos que ha habido en esta administración”, apuntó.
Sin embargo, haciendo un repaso a su administración, México cerró el 2013 como el sexto país con mayor número de desempleados entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Es decir, las personas desempleadas en el país aumentaron de 2 millones 496 mil personas en el 2012 a 2 millones 539 mil en el 2013. “Es decir, el mercado laboral empeoró en el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto”.
Para 2014, 4n julio se registró la tasa de desempleo más elevada en los 20 meses que llevaba el gobierno de Peña Nieto. Según el Inegi informó que el desempleo afectó a 5.47% de la población económicamente activa (PEA). Con ello superó la tasa de 5.42% de desocupación registrada en enero del 2013 y que resultaba la más alta hasta antes de darse a conocer la más reciente Encuesta Nacional sobre Ocupación y Empleo (ENOE), de ese 2014.
Para agosto de este año, se dio a conocer que al cierre de julio, la tasa de desempleo creció a 7.7%, cuatro décimas más respecto del 7.3% de junio, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Con 7.7% de desempleo, Tabasco seguía encabezando a escala nacional la mayor tasa de desocupación, seguido de Sonora con 5.6%; Estado de México, 5.4%, y la Ciudad de México con 5.2%. En tanto, Campeche, al cierre del mes de julio, tuvo 4% de desempleo.
No es la primera vez que Peña Nieto presume que ha creado “millones de empleos”. Sin embargo, el nuevo informe de la OCDE “Perspectivas del empleo 2016” reconoce que el desempleo en México fue de 4.2% en 2015, debajo del promedio de 6.5% del organismo.
En tanto, la directora de Gabinete de la OCDE y Sherpa ante el Grupo de los 20 (G20), Gabriela Ramos, precisó que “si bien la tasa de desempleo de México es una de las más bajas entre los 35 países que integran al organismo, la calidad del empleo no es muy positiva.
México está muy, muy atrás en el tema de empoderamiento económico de las mujeres, ya que tiene la segunda tasa de participación laboral femenina más baja de la OCDE, solo superada por Turquía y la más baja entre los países de la Alianza del Pacífico”.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

Resumen de Noticias en este tiradero

Widget últimas entradas Blogger