martes, 27 de diciembre de 2016

En la Basílica de Guadalupe discriminación una vez más a los padres y madres de los 43 normalistas

Redacción Desinformémonos
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
foto: Diego García 
Ciudad de México I Una vez más en la Basílica de Guadalupe se impidió que los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa realizaran una misa en el altar central del templo.
La peregrinación que llegó al atrio de la Basílica, fue recibida y bendecida por el obispo Raúl Vera, el arzobispo de Acapulco Carlos Garfia Merlos e inmediatamente fue dirigida hacia una de las capillas que se encuentran en el sitio.
La misa se realizó de manera privada en una capilla alterna bajo vigilancia de policías federales y civiles armados. Las autoridades del recinto de la Iglesia católica les dieron un trato “con la punta de los pies” y les cerraron las puertas como lo hace el gobierno, denunció el abogado Vidulfo Rosales
El señor Epifanio Álvarez, padre de Jorge Álvarez, normalista desaparecido indicó que ya en la parte alta, policías le negaron el acceso a tres religiosos que los acompañaron durante la caravan, y  la situación los hizo sentirse discriminados. Denunciaron que los policías les prohibieron hacer grabaciones de video en la celebración a pesar de que ellos sí estaban grabando con sus celulares la actividad y a los padres.
En un breve mitin afuera del santuario de la Guadalupana, el abogado de los padres, Vidulfo Rosales Sierra, informó de la presencia de los policías federales en la misa “de ese tamaño es el trato que nos han brindado autoridades de la Basílica, nos han tratado con  la punta del pie, nos han cerrado las puertas como lo han hecho las instituciones del gobierno, pero no nos vamos a rendir, porque sabemos quiénes son ellos”, dijo sobre el clero ligado al poder.
Debido a la gran cantidad de representantes de medios de comunicación y simpatizantes del movimiento se generó un caos. Hubo empujones, gritos y personal de seguridad del templo mariano señaló que la misa era privada.
Don Mario González declaró: “fue muy triste que en la propia casa de Dios seamos reprimidos, venimos a orar a la virgen de Guadalupe, desgraciadamente nos encontramos con esta situación, no pudimos oír completa la misa, el obispo Vera tuvo que detenerse, dijo sobre la celebración, para poder escucharlos”.
Recriminó que los hayan aislado de los activistas que los acompañaron y estuvieron con ellos en la Caravana por la Memoria y la Esperanza.
“¿Por qué nos apartan?, los que manejan esta casa nos ponen guaruras, nos ponen policía federal, no somos delincuentes. Desgraciadamente nos damos cuenta que están en complicidad, desgraciadamente están lucrando con mucha gente que les tiene fe, y no saben la realidad de lo que pasa con la Iglesia”.
con información del periódico El Sur de Guerrero 
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube

Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero