Visita ONU-DH Guerrero, para conocer la situación en la región sobre el clima de violencia e inseguridad contra activistas

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(07 de noviembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Este fin de semana, representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH), visitaron la ciudad de Tlapa de Comonfort, Guerrero, con el objetivo de establecer un diálogo directo con autoridades locales y poder conocer la situación en la región sobre el clima de violencia e inseguridad.
En la reunión de trabajo, también se discutió las medidas de seguridad que no se han puesto en acción para la protección de la ciudadanía, así como las condiciones que obstaculizan el trabajo y activismo con seguridad de los defensores de derechos humanos.
Cabe señalar que la escena social de Guerrero ha estado marcada por los años de la guerra sucia ocurridos en la década de los años 70, que produjo una ola de violencia y represión hacia la sociedad civil. Con el surgimiento de grupos armados a finales de esta década, asegura el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan.
En dicho contexto “se producen innumerables casos de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales en contra de la población civil y  supuestos miembros de los grupos armados”.
Cabe señalar que hasta 2010, eran aproximadamente 600 casos que habían quedado en la total impunidad, a los cuales se han sumado otras ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, descubrimiento de restos óseos y fosas clandestinas, que no han sido aclarados.
“Por ello, la impunidad, la ausencia total de procesos de investigación y de acceso a la justicia ha hecho más vulnerables a las y los defensores de derechos humanos en Guerrero, pues cuando el Estado renuncia al cumplimiento total de su deber de garantía y protección el mensaje es de impunidad.
Actualmente, los casos de desaparición forzada y ejecución extrajudicial de defensores de derechos humanos continúan registrándose en el estado de Guerrero. Sin embargo, el patrón de represión ha ido transitando de la desaparición y ejecución a la criminalización de las y los que promueven la defensa de los derechos humanos”, habría señalado en Centro.
Sumándose a esto, un contexto de militarización, el cual desde el sexenio pasado se ha denunciado y condenado, puesto que se asegura que, como consecuencia, en el estado se han multiplicado exponencialmente los casos de abusos militares.
Registrándose ejecuciones y desapariciones forzadas donde los elementos de la milicia se han visto directamente involucrados, sin que las denuncian ante las autoridades correspondientes, causen algún tipo de efecto, en cuestiones de justicia y resarcimiento de daños a las víctimas.
Ante estos hechos, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña ha reiterado su compromiso de acompañar y defender a la población vulnerable y que es víctima de graves violaciones los derechos humanos.
Al mismo tiempo ha manifestado su preocupación por el patrón de impunidad que persiste en la región y la desatención que existe por parte de las autoridades a la multiplicidad de demandas que plantean las comunidades indígenas.
“Es preocupante el trato discriminatorio y la deficiencia de los servicios públicos. No hay confianza en las autoridades encargadas de procurar justicia y garantizar seguridad”, han expuesto a los integrantes del grupo de ONU-DH.
Y es que, aseveran que, como defensores y defensoras presencian con preocupación el deterioro de las instituciones, pero sobre todo la campaña de descrédito que se alienta entre las mismas autoridades y cuerpos de seguridad, “contra quienes nos hemos comprometido a defender los derechos humanos de la población indígena que enfrenta un trato cruento y padece una violencia estructural”.
Por su parte, los representantes de la ONU-DH, expresaron a las autoridades su preocupación por el deterioro de la vida comunitaria a causa de la inseguridad y el trato discriminatorio que padece la población indígena, puntos en los que coincidieron abiertamente con Tachinollan.
Cuyos integrantes, declararon que, “znte la adversidad que enfrentamos como defensores y defensoras hicieron patente su respaldo al trabajo que realizamos a favor de las víctimas”.
Además reiteraron a las autoridades la importancia de reconocer y respetar el trabajo y de valorar la contribución que realizan como organismos civiles de velar “para que impere la ley y se garantice el respeto a la vida”, afirmaron.
Cabe señalar que los representantes de la ONU-DH también se reunirán con los activistas y derechohumanistas del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón de Chilapa, y en una próxima visita, se entrevistarán con las autoridades estatales, para conocer la situación de los derechos humanos en el la entidad.
Cabe señalar que en 2015, Guerrero ocupó el primer lugar en violaciones a los derechos humanos con 202 acciones documentadas, de acuerdo al informe de documentación de Acción Urgente para la Defensa de los Derechos Humanos (Acuddeh), del Comité Cerezo México y de la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv