“Me amarraron una bolsa de plástico en la cabeza, no podía respirar”; liberan a indígena torturado acusado de secuestro

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(26 de noviembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO). – En su testimonio, el indígena tzotzil Roberto Paciencia, asegura que luego de ser detenido arbitrariamente, fue llevado a las instalaciones del Juzgado de Panthelhó, Chiapas, en donde permaneció aproximadamente veinticinco minutos, después lo trasladaron a San Cristóbal de Las Casas por un camino de terracería, durando cuatro horas el trayecto.
“Ahí me puse a pensar muchas cosas, pensé que me iban a matar, cuarenta o cincuenta minutos ya habían pasado, ¿dónde me van a llevar? ¿tres carros me llevan en San Cristóbal? ¿Pero por qué por allá?’. Eran tres carros, uno de la presidencia municipal y dos Nissan.”
Después, al llegar a las oficinas de la Policía Estatal Preventiva del Estado de Chiapas, otros agentes lo amenazaron, golpearon y trasladaron a las instalaciones de la Fiscalía Especializada Contra la Delincuencia Organizada (FECDO), en Tuxtla Gutiérrez. En este lugar lo torturaron física y psicológicamente durante dos días, encerrado en una celda de castigo, continuando la incomunicación.
“Entré en un cuarto, ahí destaparon mi cara, vi que eran varios, como ochos personas. Vi que trajo venda y me empezó a vendar los ojos. Me empezaron a sacar mi ropa, me quitaron mi pantalón, me desnudaron por completo y después me dice uno de ellos: ‘Ahora sí se me acabó la paciencia, Paciencia’, y me empezaron a golpear…
Me pusieron un trapo encima de mi cara y empezaron a echar agua, en ese momento sentí que iba yo a morir ahí, y nuevamente golpes: – ¿Dónde estabas? Tú participaste en el secuestro. Cuando dije: -No, y ahí fue que sentí un golpe en mi ojo. Me amarran una bolsa de plástico en la cabeza, no podía respirar… Me metieron en un tambo lleno de agua, boca abajo, no sé cómo lo hicieron, me agarraron de los pies… dos minutos, minuto y medio. Sentí que hasta ahí llegó mi vida. Me metieron como cuatro veces”.
De acuerdo al Frayba, la Tortura fue aplicada como método de investigación para inculparlo de un secuestro. El día 09 de agosto de 2013 presentaron a Roberto Paciencia en una oficina de la FECDO ante la licenciada Miriam Guadalupe Benítez Cruz, Fiscal de Ministerio Público, para firmar una declaración desconociendo él su contenido. La Fiscal y el médico legista omitieron referir la Tortura.
El expediente penal de Roberto Paciencia 115/2013 radica en el Juzgado del Ramo Penal del Distrito de San Cristóbal de Las Casas, en ese entonces a cargo de la licenciada Isabel Álvarez Ramos, quien le dictó auto de formal prisión, el día 16 de agosto de 2013, a las 19:25 minutos aproximadamente, acusado del delito de privación Ilegal de la libertad de Lucas Anselmo Díaz Pérez y la menor Sandra López Díaz, originarios del municipio de Pantelhó, del barrio Los Naranjos.
A consecuencia de la tortura Roberto Paciencia tiene secuelas físicas y psicológicas, las cuales nunca tuvieron atención médica adecuada, además su prolongada reclusión afectó su proyecto de vida, de manera particular a su familia, afirma Frayba, centro de derechos humanos que en reiteradas ocasiones ha denunciado las malas condiciones carcelarias y la existencia de otros casos de violaciones a derechos humanos en el CERSS No. 05, junto a Paciencia.
El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C (Frayba) instó durante todo el acompañamiento, se investigara de manera imparcial, eficaz e inmediata la tortura perpetrada por policías en contra de Roberto Paciencia Cruz; y recordó al Estado mexicano su deber de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidas en Tratados Internacionales.
En Chiapas las violaciones a derechos humanos cometidas en contra de población vulnerable es una práctica cotidiana en el sistema de administración de justicia, que mantiene en la cárcel en condiciones inhumanas a personas a quienes se violenta su derecho a la integridad y seguridad personal, ha denunciado Frayba.
Este 25 de octubre Paciencia quedó liberado, un día antes de cumplirse el plazo para que William Hernández Ovando, Juez del Ramo Penal del Distrito de San Cristóbal de Las Casas, dictara sentencia en el expediente de Roberto Paciencia Cruz, campesino y taxista, originario de la comunidad de Majopepentic, municipio de Chenalhó, Chiapas, víctima de tortura, tratos crueles, inhumanos y/o degradantes, privación arbitraria de la libertad y violaciones al debido proceso.
Roberto Paciencia Cruz, fue detenido de manera arbitraria, durante un viaje que hacía como servicio de taxi, el 07 de agosto del 2013, a las 12:30 horas aproximadamente, en Pantelhó, Chiapas, por elementos policiacos sin presentarle orden de aprehensión, ni explicarle los motivos de la aprehensión, además de ser incomunicado.
Roberto Paciencia Cruz, quien es adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, fue liberado la tarde de este jueves, después que el juez del ramo penal, William Hernández Ovando, le dictó sentencia absolutoria.
Por lo que, a su salida, fue recibido a las 18:30 horas por amigos y ex compañeros de prisión en la Plaza Catedral, donde hubo un plantón de nueve horas, es espera que lo liberaran este jueves o viernes.
“Tres años y tres meses Paciencia estuvo preso, por ser indígena, no por ser culpable, las cárceles están plagadas de gente inocentes que detienen de manera arbitraria en zonas indígenas, porque no hablan bien o de plano no hablan español, tampoco pueden ser defendidos porque desconocen las leyes y son personas en una situación económica precaria.
El que presuntamente acusó de secuestro a Paciencia jamás se presentó a declarar en su contra, por lo que lo dejaron libre, sin embargo, lo que debieron hacer fue declararlo inocente abiertamente, pedido disculpas públicas y hacer un hombre libre, como tantos que siguen aún encerrados incluso sin pruebas, pero con un gobierno racista esto no sucede”, menciona el activista Salvador Pérez.
En la plaza Paciencia dijo, “les agradezco porque nunca me dejaron solo. Mucha gente pidió mi libertad porque sabía que soy inocente”, dijo. Además, pidió a las autoridades estatales que “cumplan su promesa de liberar a Alejandro Díaz Sántiz, quien lleva 17 años preso, por el delito de homicidio, así como otros ofrecimientos a ex presos denominados Solidarios de La Voz de El Amate.
“Muchos indígenas siguen presos, pero también torturados, no podemos hablar de derechos humanos sin anteponerle la palabra ‘violación’, estamos siendo asesinados o llevados a prisión, porque los que menos pueden defenderse son quienes le sirven mejor al gobierno para inculparlos”, asevera Pérez.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

resumen de noticias en este tiradero