“La verdadera noche de Iguala”; bajo órdenes de capo, militares iban a recuperar cargamento de heroína

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
Una investigación de la periodista Anabel Hernández, ha revelado que militares del 27 Batallón de Infantería operaron por órdenes de un capo en la noche de la desaparición de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.
Su intención era recuperar un cargamento de heroína, con valor estimado de 2 millones de dólares, oculto en dos autobuses tomados por los normalistas el 26 de septiembre 2014.
“Cuando le reportaron la pérdida de su valiosa carga, el capo habría hecho una llamada al coronel de infantería José Rodríguez Pérez, comandante del 27 Batallón, para pedirle que recuperara la mercancía a como diera lugar. El Ejército era la fuerza de seguridad que tenía mayor autoridad en la ciudad; tal vez el narcotraficante no dimensionó la magnitud del operativo para recobrar la droga. Quien encabezó la operación para rescatar la droga fue el mismo Ejército‘, señaló la fuente de información enterada de los hechos”.
“De acuerdo con esta versión, en el momento en que los militares rescataban la droga de los autobuses, los normalistas a bordo se habrían dado cuenta de lo que estaban extrayendo de los compartimientos, imprevisto que detonó súbitamente la necesidad de desaparecerlos para no dejar testigos”, se lee en el libro La verdadera noche de Iguala, donde Hernandez revela también que la Visitaduría de la PGR pidió investigar al 27 Batallón de Infantería, sin embargo, fue frenada por órdenes presidenciales.
Esto último fue revelado en un documento oculto de la PGR en él se establece que “Se instruye… que se amplíe la investigación respecto al Capitán José Martínez Crespo con la finalidad de que se averigüe sobre las imputaciones que se le han hecho en relación a sus posibles vínculos con la delincuencia organizada y cuyo resultado sea remitido a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO)”.
Además, a que se valoren “conductas omisas en que pudo haber incurrido personal de Sedena del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, Guerrero”.
Por otro lado, Anabel Hernández cuenta con una copia del dictamen de balística de la Fiscalía de Guerrero donde establece que se encontraron cartuchos que corresponden al calibre de las armas que esa noche solo portaban los elementos del 27 batallón y producidos por la fábrica de armas de la Sedena.
Con información de Aristegui Noticias
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv