jueves, 17 de noviembre de 2016

Hillary aventaja por un millón de votos a Trump, presentan iniciativa de ley que pretende eliminar Colegio Electoral

Redacción Desinformémonos
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
La candidata demócrata, Hillary Clinton, ha recibido en las elecciones presidenciales de Estados Unidos al menos un millón de sufragios más en el voto popular que su rival republicano, Donald Trump, escribe en su cuenta de Twitter el analista político independiente Dave Wasserman, del portal Cook Political Report.
Wasserman ha difundido los datos oficiales que se conocen hasta el momento, que señalan que 62.318.079 ciudadanos norteamericanos votaron por Clinton, mientras que 61.166.063 lo hicieron por Trump. Además de esto, los estados de California, Utah y Washington siguen todavía en pleno proceso de recuento de las papeletas electorales.
El sistema electoral estadounidense se rige por el voto indirecto, es decir, a través de un Colegio Electoral cuyos representantes elegidos son los que nombran al presidente. Esto ha sido criticado fuertemente. Si los comicios norteamericanos se hubieran basado en el voto popular, Clinton hubiera podido ganar, sin embargo, los resultados son completamente diferentes con este sistema.
La inesperada derrota de Clinton en el Colegio Electoral ha provocado quejas entre los demócratas. La senadora de California Barbara Boxer presentó este martes un proyecto de ley que pretende eliminar el Colegio Electoral, mientras que simpatizantes de la demócrata han lanzado una campaña en la plataforma Change.org para pedir a los delegados del Colegio Electoral que cambien sus votos en favor de Clinton.
El resultado no será oficial hasta que los miembros del Colegio Electoral se reúnan el próximo 19 de diciembre para elegir al nuevo presidente. Los delegados pueden votar libremente por uno u otro candidato. También pueden abstenerse, incluso en los estados donde no está permitido. Si lo hacen, solo tendrían que pagar una pequeña multa.
Aunque los delegados pueden votar en contra de la decisión popular del estado que representan, en los 240 años de historia de EE.UU. ningún Colegio Electoral ha conseguido alterar el resultado de las elecciones generales.
En cinco ocasiones presidentes electos lograron llegar a la Casa Blanca a pesar de haber perdido el voto popular, tal como ocurrió con Donald Trump y Hillary Clinton
Hillary Clinton ganó los votos de la gente, sin embargo, Donald Trump, se llevó los votos del colegio electoral  necesarios para ser el presidente electo.
En el año 2000, en una de las más contenciosas elecciones en la historia moderna del país, Albert Gore ganó el voto popular, pero perdió el Colegio Electoral ante George W. Bush, quien se impuso por apenas 537 votos de diferencia en el decisivo estado de Florida.
Por lo menos en otras tres ocasiones han ocurrido desenlaces similares: En 1824 Andrew Jackson perdió ante John Quincy Adams; en 1876 Samuel Tilden perdió ante Rutherford H y en 1888, Glover Cleveland perdió ante Benjamin Harrison.
Establecido por el Artículo 2 de la Constitución, el Colegio Electoral fue ideado para balancear el peso político de los estados pequeños frente a los grandes, ya que cada uno de ellos recibiría un número de votos electorales con base en el tamaño de su población.
En la actualidad, California tiene 55 votos electorales, Texas 34, Nueva York y Florida 29 cada uno. En contraste, Alaska, Vermont, Montana y Dakota del Norte, sólo tienen tres votos cada uno.
Encuestas confirman que muchos estadunidenses no conocen la operación de su propio sistema político, toda vez que durante una elección presidencial no votan en realidad por un candidato, sino por los delegados de su estado de residencia al Colegio Electoral.
Aunque en las últimas décadas ha habido intentos por abrogar el Colegio Electoral, incluida una iniciativa aprobada en la Cámara de Representantes, nunca ha prosperado en el Senado, donde el sistema de voto indirecto es favorecido por los estados de menor tamaño.
Los críticos del Colegio Electoral sostienen que es imperfecto no sólo porque han llegado a la Presidencia políticos que han perdido el voto popular, sino porque el ganador de un estado se lleva todos los delegados del mismo, salvo en Maine y Nebraska donde se reparten de manera proporcional.
Uno de los detractores del Colegio Electoral es el actual presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. En 2012 escribió en su cuenta de Twitter: “El Colegio Electoral es un desastre para una democracia. No puedo estar más de acuerdo. Una persona, un voto”.
En una reciente entrevista para el programa 60 Minutes en la que le preguntaron si había cambiado su punto de vista tras su triunfo del 8 de noviembre, Trump insistió en que mantenía la misma opinión a pesar de haber ganado el Colegio Electoral y perdido el voto popular.
Pero este martes, el presidente electo cambió de opinión al tuitear: “El Colegio Electoral es una genialidad en cuanto a que pone en juego los estados pequeños. Las campañas son tan diferentes”.
Los críticos del Colegio Electoral sostienen, sin embargo, que el sistema actual hace que se ignoren los estados más grandes, como California, Nueva York, Texas, Florida e Illinois, y que la elección se dirima sólo en una docena de los llamados “estados campos de batalla”.
La iniciativa de reforma de la senadora Boxer debe ser primero aprobada por el Senado, lo cual se considera improbable. Pero aún en el caso de pasar la cámara alta, requiere ser ratificada por tres cuartas partes de los 50 estados del país en un lapso de siete años.
Con información de Cubadebate 
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

Resumen de Noticias en este tiradero

Widget últimas entradas Blogger